miércoles, 7 de septiembre de 2016

Sesión skin con dos Amos en Málaga


Tengo un amigo que me llevaba insistiendo desde hace tiempo que quería una sesión cuando coincidiésemos él, su sumiso y yo en Madrid. Pero lo cierto es que cosas del destino coincidimos en Málaga. Justo donde tengo menos material.

La sesión fue cuanto menos curiosa, a  mi amigo sobre todo le gusta el rollo de dominación tipo skin. Cabezas rapadas, rollo bruto, empujones, palabras en inglés y degradación. Asique sonaba una noche diferente. Vino a casa con parte de su material (unas dos maletas) que por supuesto venia cargando su sumiso. Me lo presentó, ya que al Amo si lo conocía desde hace años, pero el sumiso llevaba con el poco tiempo, unos seis meses, y no habíamos encontrado el momento de conocernos. Un chico muy majete de mi edad, y que se notaba que tenia devoción por mi amigo. Se conocieron en el Folsom el año pasado. El estaba muy bien educado, ya sabía donde su Amo tenía todas las cosas y las buscaba con inmediatez en el laberíntico mundo de las maletas que había en la sala. 


Le estuvimos currando los pezones, mordiéndole en diversas partes del cuerpo, empujándole, probando con el diversos tipos de esposas y de cepos. Especialmente los que mas me gustaron fueron los de hierro.  Todo se hacia con brutalidad, empujones, palabras severas y humillantes, pero todo dentro de lo consensuado con el previamente. Solamente había que ver como su rabo babeaba ante nuestros gestos y palabras. 


Todos los juguetes ya les conocía, o bien les había probado con el, o bien los tengo yo, o los he probado en otros sitios. Pero el que mas me llamó la atención fue esa especie de camisa de fuerza de rubber, pero con pantalones incorporados. Era sensacional, unas mangas que median casi dos metros, y con las cuales se podía rodear al sumiso. El morbo que da los roces con el latex, unidos al placer de la momificación. Desde luego fueron una de las cosas que mas me llamaron la atención de la sesión. 



Terminamos corriéndonos sobre nuestras botas y haciendo que lo limpiase, para posteriormente hacer que el se corriese en el suelo, lo pisasemos con nuestras botas, y fuese limpiando con su lengua los restos de su semen de ellas. Como os decía una sesión a la que no estáis acostumbrados a leer por aquí, ya que generalmente en esta etapa están saliendo mas sesiones de BDSM sensual y de tipo medical. Espero que lo hayáis disfrutado. 



8 comentarios:

  1. Es curioso, pero cuando empecé a fijarme en tus fotos, en como sueles vestir para las sesiones y demás pensé que seguro que te iba el rollo skin. Ya sé que eres un tío muy dulce pero a fin de cuentas una cosa no quita la otra jejeje.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente una cosa no quita a la otra. Realmente aquí no he colgado casi nada relacionado con eso. Quizás sacaste la idea por las botas, pero es mas bien un elemento leather que skin. Pero cualquier cosa que sea consensuada y que sirva para "jugar" a mi me sirve. Abrazote

      Eliminar
  2. Se me ha hecho extraño imaginármelo haciendo de "bruto" ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo se de echo es un post muy diferente. Pero tengo muchas facetas, suelo decir que soy como un poliedro. Y me encanta disfrutar de todas mis caras!

      Eliminar
  3. El relato me ha puesto a mil. Cómo me gustaría haber ocupado el lugar de ese sumiso. Gracias por compartir esta experiencia. Abrazos desde Argentina. Angelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Angelo!. Y gracias por comentar

      Eliminar
  4. Uff!..el rollo skin tiene un morbazo tremendo. Como suele pasar con todo depende del tío en cuestión y cómo se desenvuelve, pero me ponen a mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo se, de echo hable de ti en aquella sesión. Porque pensé que aun no siendo tu rollo el tema skin, la brutalidad que se desarrolla en ese tipo de sesiones, si va contigo.

      Eliminar

Gracias por tus comentarios. Son ladrillos que ayudan a construir el blog y me animan a seguir haciéndolo mas grande. Tus comentarios alimentan el blog.