jueves, 14 de enero de 2021

En tiempos de nieves, juega con fuego

Hay muchos juegos que podemos jugar en nuestras casas. Pero especialmente en invierno, pueden estar bien los juegos de impacto, que van a dar calor interno al cuerpo, los juegos “watersports” meos, que van a dar calor externo, y los juegos con fuego que calentaran el ambiente. Ideales para jugar con tu “pareja conviviente”. Por supuesto, para los que os gusta el frio, tambien hay muchos juegos con nieve, que gracias a Filomena, podréis experimentar y volver a jugar.

Sin duda entre los juegos de "calor", los juegos con fuego, son los que despertarán más dudas. En su día escribí dos artículos sobre el fireplay, además hay todo un taller dedicado a ello, que podéis inscribiros cuando esta pandemia pase. Puedes ver estos tres los articulos aqui: fuego como juego sexual, jueguetes de fuego, cera, fuego, electro y sexo seguro. El fuego es peligroso, y hay que tener cuidado con el, pero es un juego sumamente excitante para las dos partes. Averigua si con quien vas a jugar tiene un mínimo de conocimiento y/o experiencia sobre el tema. Sino seguramente acabaras con cicatrices y quemaduras en la piel.

Lo mínimo que tienes que tener es una toalla con agua. Para ponerla inmediatamente encima si hay cualquier accidente, y para pasarla encima del cuerpo entre juego y juego. Con el calor, la piel se deshidrata, y puede ser más fácil que la piel sufra quemaduras. Hay quien es muy pro, y tiene también un equipo de Nomex, es una tela antifuego, generalmente para las manos y para la cabeza. Date cuenta que con el fuego, es muy probable que tus pelos se quemen, especialmente si estáis empezando. Asique además de aprender a usar fireplay, tendríais que aprender peluquería básica jeje. Son ideales también las mantas contra incendios. Y otro punto, si juegas con fuego, tienes que tener en cuenta no usar lacas en el pelo, o cualquier sustancia en el pelo, es mejor que te duches y estés tal cual, tu, al natural. Porque muchos componentes, se alteran con el fuego, y pueden provocar daños. Además, que seguramente estarás mucho más sexy tal cual eres, sin productos, colonias o desodorantes. Igualmente tienes que tener en cuenta que no todos los líquidos inflamables sirven para jugar con fuego.


Después de estos primeros auxilios básicos (y los que puedes leer en otros artículos), ya solo queda lanzar tu imaginación al poder. Los juegos más habituales son mezclar spank con fuego, bien sea floguers o látigos. El punto donde debéis empezar es por la espalda. Puedes jugar haciendo formas con el alcohol, en tu cuerpo, y prendiéndolas (recomiendo echar una crema hidratante neutra, antes y después del juego). Las ventosas con fuego, también son una buena experiencia, además te permite jugar con sangre si tienes una lanceta cerca, y también haciendo dibujos o incluso palabras. Las ventosas dejan marcas de color morado encima de la piel. Hay quien juega también con espumas de afeitar u otras espumas inflamables. Y recuerda poner el bote lejos, cuando lo prendas. Si te gusta la música, puedes confeccionar unas baquetas de fuego, y dar pequeños toques encima de tu compañero, es extremadamente relajante. También se puede jugar con fuego y miedo, pero hay que tener en cuenta los movimientos repentinos que produce el miedo, que puede dar origen a accidentes. Y por último, bondage y fuego, se hacen ataduras, y se pone algo (ojo, solo de forma superficial) el liquido inflamable, mejor aun si usas cuerdas especiales para el fuego.


Como ves con el fuego, puedes jugar desde las prácticas más suaves a las más extremas, como siempre depende de lo que tú y tu compañero os guste. No dejes que Filomena (este temporal de frio y nieve) te deje sin jugar. Estos juegos con fuego veras como dan un calor especial a la habitación donde tengáis la sesión.

¿Os atrevéis? ¿Os han gustado?. Si es así se agradecen vuestros comentarios y que lo compartáis por las redes.



___________________________________________________________________
SUSCRIBETE AHORA y cada nueva artículo llegará a tu email

No te olvides de compartir el post! Si te ha sido útil o simplemente te ha gustado, compártelo con en tus redes sociales! Para ello puedes pulsar en los botones que hay mas abajo. Aviso legal, propiedad intelectual, política de protección de datos personales, normas para las sesiones y talleres

miércoles, 2 de diciembre de 2020

La del manojo de rosas (y cierre de sesiones por un tiempo)



El tiempo y el espacio son caprichosos…  azares de la vida, me llegó la oportunidad de ir a una zarzuela, “La del manojo de rosas”. Cierro mis ojos y me lleva a otra época, yo de pequeño, mis padres con sus manos entrelazadas, dando vítores al amor, y agradeciendo al guionista de sus vidas que año tras año se renueve ese voto de amor. Y así fue hasta que se bajó el telón de sus vidas. Quizás por eso, quizás por iniciar una revolución contra mis pasiones contenidas, quise ir con un sumiso, amante y loco de la lírica. Pisarle con mis botas, mientras el grandilocuente bufón de Espasa lanzaba su verborrea hirsuta de despampanantes brios hiperbólicos, con la funesta idea de romper los trópicos. Pero no, esta vez era mejor ir yo solo, con esa soledad que te funde con los personajes, sintiéndote uno más de la obra.




Pero demos un vistazo a los padres de la criatura. Francisco Ramos de Castro escribió más de cien obras de teatro y zarzuelas. En su vida además fue periodista y participó en la milicia en la campaña de Marruecos de 1909. A Francisco Alonso, lo llamaban con cariño “ramitos”. Si fuésemos un poco picarescos, entenderíamos el porqué de la del “ramito” de rosas, que se mece entre dos hombres; pero quizás solo quizás creo que no van por ahí los tiros, o quizás sí. Entre muchas de sus obras escribió obras para Charles Chaplin, ese “pervertido”. ¿Pervertido Chaplin? Sí, no en vano su mujer, Mc Murray, en el acta de divorcio en 1927, exponía como éste tenía “deseos sexuales pervertidos”, y describía actos sexuales que eran ilegales en California durante la década de 1920. Y seguramente algo se le pegaría de Chaplin a Francisco Alonso. Una de sus obras es "¡24 Horas mintiendo!", una “opereta arrevistada”. Enarbola un auténtico juego de roles, en el que un burgués y su mujer se hacen pasar por los siervos de la casa. En medio se encuentran unos “inquilinos” temporales, que hacen que coqueteen con su esposa, y  el marido debe hacer nada menos que de celestino de su esposa con el inquilino. ¿Os suena el cuckold? Pues eso.  Ellos se llaman nada menos que Casto y Casta. Es una obra de 1947, hay que tener en cuenta la censura. En aquella época las vedettes tenían que jugar a “contonearse con picardía pero con decoro”, lo mismo debía hacer la obra. Otra de sus obras es "La boda del señor Bridas", donde Graciliana y Filo, dueños de un hotelito, no hacen más que pegarse mutuamente. No es una agresión doméstica, sino que nace fruto de la pasión. En esa misma obra Gabriel y Marina discuten acaloradamente y pegándose, los vecinos acuden a separarlos, y cuando lo logran Don Agudo comenta con gracia que es el comienzo de la felicidad. Se entrelaza la violencia mutua y relativamente consentida, con la felicidad matrimonial. Esta obra la hizo con el mismo con que haría el ramo de rosas, Anselmo Carreño.

Anselmo Carreño, otro de los padres de la criatura, fue condiscípulo de Ramón Gómez de la Serna. Solo con decir ese nombre ya bastaría para relacionarlo con el BDSM. Y curiosamente pertenecía también a la “Academia Francesa del Humor”, a la cual pertenecía Charles Chaplin. Greguerías del tipo de de la Serna podemos encontrar en "La del manojo de rosas", al igual que en sus greguerías y obras surrealistas podemos encontrar rastros del BDSM y de prácticas sexuales alternativas. En varias de sus novelas como "La viuda blanca y negra", "El Incongruente", "El Chalet de las Rosas", "Policéfalo y señora" y "La Mujer vestida de hombre",  podemos encontrar también rastros. ¿Por qué no íbamos a encontrar lo mismo en su condiscípulo Carreño?. Ciertamente encontramos varios retazos en la zarzuelas “La prisionera” y “La cautiva”, cuyos nombres ya nos evocan la temática. También aparecen en la anteriormente citada “Vida del señor Bridas”, “Paca la telefonista, o "El poder está en la vista” y “Me llaman la presumida”.


Vemos que los libretistas no se libran, ¿pero y el maestro y compositor de la música Pablo Sorozábal? Recordemos que en la época de estudiante, cuando las hormonas están en efervescencia, se fue a estudiar a la capital del vicio, Berlín. Justo en los años 20, justo cuando brota como un volcán el cabaret y las fiestas frívolas. Berlín era llamada la ciudad del “vicio corrupto y depravado”. Doy fe que lo sigue siendo. Y el cabaret era la música que impregnaba su ambiente. Se crearon hasta dos términos diferentes para estos espectáculos, el que era de interés libidinoso (cabaret) y los espectáculos con mas  discurso político (Kabarett). Aquellos felices años 20, que escandalizaban a los pacatos, que se masturbaban a escondidas pensando en esos “escándalos”, mientras lanzaban sus escrecencias y jaulas varias a sus objetos de deseo. A este arte lo llamaban “arte degenerado”  y en Berlín duró hasta  el auge nazi, que eliminó todas estas actividades de cara al público para llevarlas a sus fiestas privadas. Pero también llevando a los campos de concentración y cunetas a muchos de los compositores, directores, actores, seguramente de cara al público, ese pueblo ávido de sangre y espectáculo. Los que mayor suerte tuvieron fueron al exilio. Y es que muchos de ellos además de ser degenerados (como lo somos tú y yo) tenían el delito de ser judíos, homosexuales, o ser declarados izquierdistas.


En 1920, Berlín había conseguido superar a París en número de teatros (59 frente a 47). Y en estos sitios manaba la crítica política y la tolerancia de las costumbres (especialmente las del ámbito de la sexualidad). Muy similar a lo que en España fue el cuplé. En aquel tiempo el ministro de comunicación Joseph Goebbels, se encargó de reducir el número de los teatros y de las mentes, de los habitantes de la República de Weimar y futuro Reich.

Un Pablo Sorozabal nacido en el burgués San Sebastián, residencia de marquesas, reyes y carlistas, va a estudiar al libidinoso berlin, y seguramente se contagia de aquel ambiente. “Katiuska”, de hecho, quizás fuese un reflejo de aquello, ya que la escribe justo al volver de Berlín. El comisario del pueblo Pedro Stakof, se siente dividido entre su amor por Katiuska, de la familia imperial rusa, y sus deberes como bolchevique. Una lucha parecida la volveremos a encontrar en “La del manojo de rosas”. Aires de diversidad sexual y de BDSM aparecen también en sus obras “La tabernera del puerto”, “La isla de las perlas”, “La casa de las tres muchachas”, “La rosario o la Rambla del fin de siglo”, “Black el payaso”, o “Las de Cain”, entre otras.

Por supuesto, eso no quita que estos grandes Maestros sean eso, unos grandes maestros, compositores y libretistas. Porque el sexo, la orientación, o la vida pública o privada que uno tiene, nada tiene que ver con lo buen o mal profesional que pueda ser.


"La del manojo de rosas", tiene estos tres padres, pero también es hija de su época. Fue estrenada por primera vez en el teatro Fuencarral, el 13 de noviembre de 1934. Estamos en la República Española, una época convulsa para España. Tras siglos siendo una monarquía, pasa a ser una república. Esto como es natural provoca conflictos y disturbios, como en todo cambio social. En agosto del 32 se produjo la "Sanjurjada", un intento de golpe de estado por el general Sanjurjo y muchas fuerzas de la derecha. En enero de 1933 tiene lugar la insurrección anarquista en más de 30 poblaciones y ciudades de España, que es vencida por el gobierno. Pero el  diario de la CNT proclamaba “vencida una insurrección surge otra, resuelta una huelga, otra se produce; apaciguado un motín, estalla otro mayor”. Y así sería con la revolución de Asturias en octubre del 34, justo un mes antes de iniciarse el estreno de “La del manojo de rosas”. Entre las dos revoluciones fueron encarceladas más de 50.000 personas, más de 1500 mineros en el campo de batalla, 34 sacerdotes asesinados, más de 3.000 muertos, y de 8.000 heridos. España estaba en guerra contra si misma, las dos Españas estaban enfrentadas, y esta vez a golpe de fusil. Terminaría desencadenando la guerra civil Española.


"La del manojo de rosas" será una mezcla de todo aquello, como lo es de una mezcla de músicas, mezclando ritmos tan variados como el chotis, la farruca, el foxtrot, pasodoble, el sainete, la mazurca… Se levanta el telón y vemos una plaza, la plaza “delquevenga”. Una plaza abierta a todos, que no es de nadie. En ella hay un bar, un taller y una floristería “La del manojo de rosas”. Entre todas las rosas sobresale Ascensión, una señorita venida a menos y orgullosa de su trabajo. De hecho, quiere encontrar a alguien de “su clase” para casarse. Ella es cortejada por dos tipos, Don Joaquín - perdón, Joaquin - y Don Ricardo, un apuesto señorito metido a piloto “de altos vuelos”. Ella, como es obrera, se decanta por Joaquín, que tiene las manos manchadas de grasa, el motivo para “que no le tenga que reprochar ni su dinero ni su educación”. La figura paterna quiere que ascienda, a los altos vuelos que le llevaría Ricardo. La lucha entre el deber y el amor está servida. En ese mismo taller está Capó, cuya única ambición cultural y estética es conquistar a Clarita. Pero ésta tiene otro pretendiente que es Espasa, un camarero que de todo sabe y habla, mitad bufón mitad bribón y Don Juan. Aparece un personaje, Pedro “Botero”, que a modo de Sanjurjo desea que haya una guerra. Poco después dos bandos, el de los señoritos y el de los obreros, tendrán un enfrentamiento en el escenario. La excusa, Ascensión, una “Helena de Troya”, el amor.  No en vano Espasa la llama “Helénica Ascensión”. Pero no quiero exponeros todos los actos, sino lo que tiene que ver con el BDSM y sexualidades alternativas.


Ascensión es toda una chulesca, que deja a los hombres “plantaos” en más de un requiebro. Su padre, de hecho, responde a Espasa en alguna ocasión diciendo  “ya conoce usted su genio”. Es una mujer de genio. De hecho, estos son los dos personajes más chulescos de toda la obra. Ascensión con cualquier hombre y Espasa con Capó, al que intenta humillar una y otra vez delante de su novia. Y es que el lenguaje chulesco de Madrid podría ser una de las características de un buen tipo dominante. Lástima que en Madrid este lenguaje ya solo se pueda encontrar en las zarzuelas. Porque en el baile y en la música sí lo podemos encontrar en el tango, incluso en un vals o un rock o un heavy metal. Una actitud chulesca, donde a la vez quieres dominar, pero entras en una lucha verbal, enroscado en una espiral amorosa. No en vano, levanta los instintos atávicos de los espectadores de la zarzuela. El día que yo fui alguien gritó “no es para tantoooo”, como respuesta a unos aplausos a una espectacular interpretación de Don Joaquín por Carlos Álvarez. La respuesta del público fue unánime, a base de redoblar sus aplausos.

Estaba yo disfrutando de la obra cuando me fijé en la trieja de delante. Una chica y dos chicos, uno de ellos parecía dominar la lengua de la pérfida Albión. Muy monos los tres. Él no hacía más que menear la cabeza ante el “romper el trópico” de Espasa. De hecho espetó a sus dos ¿amigos? “menos mal que tiene subtitulos”. Y los subtítulos eran de los más graciosos, incluídos los de esa trieja. No paraban de acariciarse sutilmente entre los tres, disfrutando tanto de la obra como de los compañeros, y provocando la ira y desaires de mi octogenario compañero de butaca, que cual Goebbels, no hacía más que relinchar ante la pasión, incluso la educada pasión, de aquellas manos. En el descanso, me puse a intercambiar palabras con aquel señor, que ya no podía peinar canas. “Que bonito es ser joven, ¿verdad?”, señalándo a mi trieja. “Sí, pero es que no es el momento ni el lugar”. “Depende de hacia donde quiera usted mirar”, señalándo yo el escenario y a la trieja. “Pero no se preocupe, la pasión no entiende de conceptos ni de edades. Seguro que puede engatusar a alguna”. Y fue entonces cuando me contó la triste historia de su esposa, su “acompañante de vida”.


Volviendo a las rosas, hay un dueto que personalmente a mi me pone cachondo. Bueno, hay muchos. Y es el dueto del primer acto entre Joaquín y Ricardo. Y creo que al autor también le ponía. Es un duelo de palabras, de improperios y de empujones. En un momento a coro: “Usté es un cobarde, pelanas, idiota, cretino, granuja, tarugo, bandido, berzotas, Y váyase usté ya, porque le atizo cuatro lapos en la...” Yo ya les estaba viendo en la cama, con esos juegos de azotes, lapos y forecejeos. Eso amenizado por unos tiazos de fondo vestidos de mecánicos, camiseta blanca, y a mi me llegaba hasta ese olor a hombre… sí, ése olor que te ha llegado ahora.

En ese mismo primer acto Capo le pregunta a Clarita si es nudista. Esto en aquellos años seria una provocación, tanto como que ella fuera al Ateneo a estudiar. Anteriormente vemos en el dialogo de Espasa y Don Pedro como éste pregunta si un hombre se alquila (¡proxenetismo masculino!) y a quien. ¿Para mujeres o para hombres?.

No menos interesante es la conversación de Clarita y Espasa sobre las "teorías oníricas y su influencia en el subconsciente”:
"CLARITA: Cómo que a mí me ha vuelto loca eso de la terapéutica que consiste en atraer al campo psíquico los complejos subconscientes. ESPASA; Pues a mí, verás; a mí, el alcaloide que me descuajaringa es la vertebración ancestral de las neuronas en complicidad fragante con el servetinal. Porque, como sin leucocitos no hay ecuaciones, en cuanto pongas dos binomios a hervir, ya tiés caldo magi”. Y todo esto mientras Clara se toca las partes pudendas, disimuladamente. No en vano irán a sesiones de espiritismo, donde hay “un gato travieso” que le toca las piernas, que era de la misma familia de “la pulga” de la cupletista Olga Ramos.  

Me encanta como manejan en la obra el juego del Don; el "don" y el "usté" se usan con los señoritos, mientras que el lenguaje vulgar, el del vulgo, se usa para los obreros. Joaquín se quita y se pone el Don, pero es fascinante el juego que hace Ascensión con el Don. No deja de ser un símbolo de poder, de “clase”. Llevado al BDSM, es como un amo y un Amo. La diferencia de la mayúscula, lo único que aquí influye la mente y el deseo más que el bolsillo. En la obra ese "Don" también era de pasión, pero a la inversa. Un fascinante juego de hilos invisibles. 

Otra dinámica interesante es la de Espasa y Capó, no solo por lo que se dicen, sino por lo que hacen. Espasa llega a llamarle "pequinés", y durante toda la obra Capó le ladra “woof woof”. Y para mi, con cara de vicio. También más adelante su prometida le dice: "CLARITA:  Tienes que ser dócil como un can, no rechazar mi modernismo, y así te querré. CAPO: Soy más caballero que cañero, y en punto a lo extranjero ninguno como yo”. Pues sí, como podéis imaginar, el que él le ladre hace que yo me imagine cosas… cosas de las que prohibieron en Berlín.


Capo tiene su punto swich, jeje, cuando en el dueto con Espasa, por fin le vence, pero en caló. De orejas gachas pasa a ser el príncipe gitano. Quizás esta influencia del gitano pudieron tomársela a Lorca, con quien frecuentaban los autores en algunas tertulias. "CAPO: Ni ruso, ni ná, Que le he pedío a Cagancho un diccionario gitano... y ya has visto: el Amo. CLARITA Sí que lo eres. CAPO De esos ojos y de ese cuerpecito serrano quiero serlo... ¡balbalí de mis agujas!".
 
Asi podríamos ir viendo diferentes diálogos. Por supuesto hay que tener en cuenta la censura, que hay que decir, pero sin que se note, como las vedettes. A mi desde luego me pasaba como a Miguel Angel “dime, oh Dios, si mis ojos, realmente, la fiel verdad de la belleza miran; o si es que la belleza está en mi mente, y mis ojos la ven doquier que giran”. Y es que veo BDSM en muchos lugares y tiempos.
Y de postre, entre los callejones oscuros de Madrid, unas cervezas y unas manos. ¿Cómo puede ser si fui a ver la zarzuela solo? Porque quizás no fui solo, aunque solo estuviese sentado, pero muy bien acompañado. Y aquellas manos susurradoras fueron acariciándome las manos mientras su mirada me decía aquellas cosas prohibidas de Berlín.
 

Cierre de sesiones por un tiempo
Hacía mucho que no escribía artículos. Y no es para menos, escribir artículos excita mi imaginación y mi imaginación excita a mi ser. Y creo que lo que necesitamos ahora es relax. Los contactos físicos deben pasar a un segundo plano, esperando una mejor época. Eso puede ayudarnos a enfocarnos en otras mil cosas. A mi personalmente me esta costando mucho. No en vano llevo asi desde marzo, y estamos en el ecuador, pues hasta que no haya una cura, no reanudaré las sesiones. Esta etapa también me trae cosas buenas. El tiempo que le quito al BDSM, es tiempo que ahorro de las redes sociales, de escribir artículos, de las sesiones, y eso me regala tiempo para otros aspectos de mi, también para trabajar más y ganar más dinero, para disfrutar más de mi tiempo libre. Pero sí, me lo quita de enseñar a los demás, de seguir aprendiendo de estas “artes oscuras” llenas de luz, de jugar y de sentir, y eso es una cosa que echo mucho de menos. Tanto como muchos de los que me habéis escrito, cosa que os agradezco sin duda. Esperemos pues a que vengan mejores tiempos, donde las lenguas recorran los cuerpos atados, las fustas hagan brotar gemidos de clímax, y el orgasmo de llegar a los limites nos haga explotar de placer. Gracias a todos!



___________________________________________________________________
SUSCRIBETE AHORA y cada nueva artículo llegará a tu email

No te olvides de compartir el post! Si te ha sido útil o simplemente te ha gustado, compártelo con en tus redes sociales! Para ello puedes pulsar en los botones que hay mas abajo. Aviso legal, propiedad intelectual, política de protección de datos personales, normas para las sesiones y talleres

domingo, 28 de junio de 2020

¿Fetichismo en el orgullo? Fetichismos no orgulho? Fetishisms in pride?



Os comparto aquí una reflexión, que si lo deseáis podéis compartirla en las redes sociales o donde queráis. La idea es que ayude a reflexionar. 

Esta en español, portugués (gracias a Edouard Fetich) y en inglés (gracias a prisioner X). Si quieres participar traduciendola a otros idiomas, también es bienvenido. 

Pongo fetichismos, pero quiero englobar a todos, a los bedesemeros y a los kingsters, y a todas las sexualidades alternativas.  Y por supuesto, no solo el dia del orgullo, hay que estar siempre orgullosos de nuestra sexualidad, de nuestros fetiches y parafilias. Tienes que estar orgulloso, reivindicativo y amante de tí. 






¿FETICHISMOS EN EL ORGULLO? 

Hay gente que se lleva las manos a la cabeza  (y seguramente en privado se la lleven a otro sitio) cuando en las marchas del orgullo ven personas vestidas de militar, cuero, rubber, arneses, y se escudan en eso para decir...

QUE MALO ES EL ORGULLO 
GAY = SEXO = DEPRAVADOS 









Y SE "OLVIDAN" DE QUE...

1. Las personas fetichistas no son todos los gays. No es todo el colectivo. Dentro del "mundo LGTBI", hay una diversidad enorme, como dentro del "mundo hetero". "Lamentablemente" los fetichistas somos una minoría. Y los que se hacen visibles, son una minoría de la minoría. 








...NO ES CUESTIÓN DE LGTBI

2. En el mundo hetero también hay fetichismo 😱 Hay muchos clubs, mazmorras, y hasta redes sociales para BDSM y fetichismo. Fetlife tiene más de 6.000.000 de usuarios. Pero el sexo heterosexual está "mejor visto" y llama menos la atención o se convierte en un éxito de ventas como 50 sombras. 










...EL SEXO ES BUENO

3. No es malo que haya personas fetichistas ni bedesemeras. La sexualización no es mala. Tu no has nacido de un ramo de rosas, aunque seas un capuyo. El sexo es bueno, y cuando se hace bien es genial. 










... EL ORGULLO ES SEXUAL

4. La marcha del orgullo se reivindica la diversidad, de que puedas acostarte, amar, casarte con quien quieras. Es una cuestión de orientación sexual. Y el fetichismo es una manifestación más de la sexualidad. Igual de buena y sana, e igual de peligrosa si se hace mal. El el sexo convencional también hay riesgos físicos y emocionales y ETS. 








LO MALO ESTÁ EN TU MIRADA


5. Por lo tanto que haya personas con arneses, cuero, a cuatro patas olisqueando o lo que quieran, no es malo. Lo malo, está en tu cabeza que no lo respetas. Además las perversiones que imaginas, seguramente sean mejores que las que viven habitualmente esos que críticas. Compártelas, y crecemos todos. No sólo una parte de ti. 








¿HAS PENSADO EN SER FETICHISTA?

6. Y quien dice fetichista dice bedesemero o kink. Reconcíliate con tu sexualidad. El sexo no es malo. Un estudio de la Universidad de Universidad de Rochester (pero hay muchos más) concluye que la homofobia es una homosexualidad mal gestionada. Te aseguro que si lames mis botas, o pones un collar a alguien, o intentas disfrutar con una chupa de cuero... Serás más feliz que reprimiendote. 









FELIZ ORGULLO 

(y deja atrás tus prejuicios)















Aqui os dejo la traducción en portugués, realizada por Eduard Fetish.


Aqui está a tradução em português,
feita por Eduard Fetish.






FETICHISMOS NO
ORGULHO? 

 ORGULHO E PRECONCEITO/S

Há pessoas que colocam as mãos na cabeça (e certamente em particular as levam para outro lugar) quando nas marchas do orgulho vêem pessoas vestidas com roupas militares, couro, borracha, harness, e se escondem atrás delas para dizer ...

QUE ERRADO É O ORGULHO

GAY = SEXO = DEPRAVADOS







E "ESQUECEM" QUE ...

1. Os fetichistas não são todos gays.  Não é todo o coletivo. Dentro do "mundo LGTBI", há uma diversidade enorme, como no "mundo hetero". "Infelizmente", nós fetichistas, somos uma minoria.  E aqueles que se tornam visíveis são uma minoria da minoria.














... NÃO É UMA QUESTÃO DE LGBT

2. No mundo hétero também existe fetichismo. Existem muitos clubes, masmorras e até redes sociais para BDSM e fetichismo.  A Fetlife tem mais de 6.000.000 de usuários. Mas o sexo heterossexual é "mais bem visto" e chama menos atenção ou se torna um best-seller como no filme 50 tons de cinza.











... SEXO É BOM

3. Não é uma coisa ruim que existam fetichistas ou BDSMers. Sexualização não é ruim. Você não nasceu de um buquê de rosas, mesmo que seja um tolo. O sexo é bom e, quando bem feito, é ótimo.














... O ORGULHO É SEXUAL

4. A marcha do orgulho reivindica diversidade, que você pode ir para a cama, amar, casar com quem quiser.  É uma questão de orientação sexual. E o fetichismo é mais uma manifestação da sexualidade. Tão bom e saudável, e tão perigoso se feito errado. No sexo convencional, também existem riscos físicos e emocionais e doenças sexualmente transmissíveis.










O ERRO ESTÁ NO SEU OLHAR

5. Portanto, ter pessoas com harness, couro, farejando de quatro ou o que quiserem não é uma coisa errada. O errado está na sua cabeça que não os respeita. Além disso, as perversões que você imagina certamente são melhores do que as praticadas normalmente por quem as critica. Compartilhe-as e todos nós cresceremos.  Não são apenas uma parte de você.











VOCÊ PENSOU EM SER FETICHISTA?

6. Reconcilie-se com sua sexualidade. Sexo não é ruim. Um estudo da Universidade de Rochester (mas há muitos mais) concluiu que a homofobia é uma homossexualidade mal gerenciada. Garanto-lhe que se você lamber minhas botas, ou colocar uma coleira em alguém, ou tentar usar uma jaqueta de couro ...  Você será mais feliz do que reprimindo-se.














FELIZ ORGULHO 

(E DEIXE OS SEUS PRECONCEITOS PARA TRÁS)





Aquí os dejo la traducción en ingles, realizada por prisioner X

Here I leave the translation in English,
made by prisoner X.



FETISHISMS IN PRIDE?

There are people who put their hands to their heads (and surely in private they will take it somewhere else) when in the pride marches they see people dressed in military, leather, rubber, harnesses, and hide behind it to say ...

HOW BAD IS THE PRIDE
GAY = SEX = DEPRAVADOS

AND THEY "FORGET" THAT ...
1. Fetishists are not all gays. It is not the whole collective. Within the "LGTBI world", there is enormous diversity, as within the "hetero world". "Unfortunately" we fetishists are a minority. And those who become visible are a minority of the minority.

... IT'S NOT A LGTBI MATTER
2. In the hetero world there is also fetishism 😱 There are many clubs, dungeons, and even social networks for BDSM and fetishism. Fetlife has more than 6,000,000 users. But heterosexual sex is "best viewed" and draws less attention or becomes a bestseller like 50 Shades.

... SEX IS GOOD
3. It is not a bad thing that there are fetishists or bedesemeras. Sexualization is not bad. You were not born from a bouquet of roses, even if you are a cape. Sex is good, and when it's done well it's great.

... THE PRIDE IS SEXUAL
4. The pride march claims diversity, that you can go to bed, love, marry whoever you want. It is a matter of sexual orientation. And fetishism is one more manifestation of sexuality. Just as good and healthy, and just as dangerous if done wrong. In conventional sex there are also physical and emotional risks and STDs.

THE BAD IS IN YOUR LOOK
5. So having people in harnesses, leather, on all fours sniffing or whatever they want is not a bad thing. The bad, it's in your head that you don't respect it. In addition, the perversions that you imagine are surely better than those that habitually live those who criticize. Share them, and we all grow. Not just a part of you.

HAVE YOU THOUGHT ABOUT BEING A FETISHIST?
6. And whoever says fetishist says bedesemero or kink. Reconcile with your sexuality. Sex is not bad. A study by the University of the University of Rochester (but there are many more) concludes that homophobia is poorly managed homosexuality. I assure you that if you lick my boots, or put a necklace on someone, or try to enjoy a leather jacket ... You will be happier than repressing yourself.

HAPPY PRIDE 
(and leave behind your prejudices)




___________________________________________________________________
SUSCRIBETE AHORA y cada nueva artículo llegará a tu email

No te olvides de compartir el post! Si te ha sido útil o simplemente te ha gustado, compártelo con en tus redes sociales! Para ello puedes pulsar en los botones que hay mas abajo. Aviso legal, propiedad intelectual, política de protección de datos personales, normas para las sesiones y talleres

martes, 23 de junio de 2020

Relato "Confinado", segunda sesión (escrito por X) 2/2


Oí de nuevo la puerta de la calle, el sonido de las llaves, y volvió a entrar en la habitación. “¿Y si viene con alguien más? ¿De eso iba la historia? ¿Será Él? ¿Su chico? ¡¿Los dos?!”. La incapacidad de ver le da a todo un matiz de riesgo, de incertidumbre. El factor sorpresa siempre está presente. Sé que es un Amo cuidadoso y perfeccionista, pero también que buscará el momento para retarme, para empujar mis límites, para seguir machacando mis esquemas como ha hecho desde que le conozco. No doy nada por supuesto, salvo que es un camino sin retorno, y que la única dirección es hacia adelante. 

Ya fuera del saco, libre de ataduras pero más atado que nunca, vi que había traído comida, bebida… Habíamos hablado de ello por la hora en la que íbamos a vernos, y se había interesado por saber si comería antes o después de la sesión, si iría a trabajar después… Y allí estaba, con una ensalada, dos hamburguesas, algo de zumo y cerveza, y en el suelo un bol de perro, limpio, listo para usarse. Lo vi venir, en realidad, con cierto nerviosismo. Estoy absolutamente dispuesto desde el minuto cero a que me humille como le apetezca, pero una vez más debo vencer la vergüenza, y ser capaz de disfrutarlo sin sentirme en la obligación de pedir perdón por ello. Sí, se sentó delante de mi, me puse de rodillas ante Él y me dio de comer, primero con sus manos, luego a cuatro patas en el bol de perro. Sí, lo disfruté. Sí, fui feliz con sus pies encima mientras comíamos. Sí, me sentí absolutamente liberado al poder disfrutar de ese momento sin complejos; porque sí, me gusta que mi Amo me someta a ese tipo de humillaciones cuando quiera hacerlo, y mi respuesta siempre será la misma: ponerme a sus pies y darle las gracias. 

En esa vorágine de aceptación y superación de vergüenzas conseguí hacer en esta sesión algo de lo que no me habría sentido capaz. De rodillas, delante de Él, me puse a lamer sus botas, y sentí un deseo brutal por poder lamer sus pies. Me armé de valor, y se lo pedí. “¿Puedo quitarle las botas?”, le pregunté. “Claro”. Su respuesta fue un regalo que recibí como un auténtico premio. Me había lanzado, había sido capaz de verbalizar lo que quería hacer, de pedirlo en voz alta, y el resultado era gratificante, placentero, tremendamente enriquecedor. Sí, también eso me gusta. Sí, me gusta lamer los pies del Amo. 

Al llegar al final, y a punto ya de vestirme para irme a trabajar, me preguntó si tenía especial interés en correrme o no era imprescindible. Hasta en eso va por delante, hasta para eso es diferente. Porque correrme o no depende de muchas cosas, depende de Él, pero no es un fin, no es el objetivo de todo esto ni el destino de este viaje alucinante. Como mucho es un instrumento, un recurso más del que dispone y que puede manejar a su antojo. No era la primera vez que imaginaba saliendo de su casa sin correrme, con la polla encerrada en una jaula de castidad, con la prohibición expresa de tocarme. Correrme o no, también está o quiero que esté en sus manos. Y si Él lo hace o no, será también porque le apetezca, al principio, al final, o cuando lo vea conveniente. Una, o dos, o las veces que lo entienda necesario. Y por supuesto, también donde lo encuentre conveniente o divertido, dentro o fuera de mi cuerpo. Ojalá pronto pueda saborearlo, porque eso, como mil cosas más, es otro tabú que ha pulverizado, y que ahora se ha convertido en un deseo que espero se haga realidad pronto, como otros muchos. 

Y los que quedan…




___________________________________________________________________
SUSCRIBETE AHORA y cada nueva artículo llegará a tu email

No te olvides de compartir el post! Si te ha sido útil o simplemente te ha gustado, compártelo con en tus redes sociales! Para ello puedes pulsar en los botones que hay mas abajo. Aviso legal, propiedad intelectual, política de protección de datos personales, normas para las sesiones y talleres



___________________________________________________________________
SUSCRIBETE AHORA y cada nueva artículo llegará a tu email

No te olvides de compartir el post! Si te ha sido útil o simplemente te ha gustado, compártelo con en tus redes sociales! Para ello puedes pulsar en los botones que hay mas abajo. Aviso legal, propiedad intelectual, política de protección de datos personales, normas para las sesiones y talleres

viernes, 19 de junio de 2020

Relato "Confinado", segunda sesión (escrito por X) 1/2


No era la primera vez que hablábamos de la posibilidad de vernos en un día diferente al jueves, para intentar cuadrar mejor mis horarios y tener más opciones. Me daba la sensación de que no siempre sería igual de fácil conseguir hueco en su agenda, y la espera se me hacía eterna. Ya había empezado, y ahora ya no tenía dudas ni miedo al encuentro, así que quería cerrar fecha cuanto antes. Después de una semana complicada me confirmó finalmente que podíamos vernos un miércoles a mediodía. Iba advertido de que la sala no tenía el mismo aspecto, de que el entorno no era el mismo… Me daba igual. Me pareció incluso interesante ver si el efecto que tenía en mi era el mismo sin ningún adorno, si se podía crear ese “micromundo” en un escenario diferente, a priori más neutral y sin distracciones. 

Lo que hacen los adornos es eso, adornar. Y eso, entendido de la mejor manera posible, implica una predisposición, un contexto que explica lo que está pasando y te facilita una justificación que le da sentido. Curiosamente, descontextualizar un poco la situación le dio un enfoque distinto, ni mejor ni peor, pero con un extra muy interesante que me obligó a estar más en guardia, atento a los pequeños detalles, y a esforzarme más por romper tabúes y barreras y comportarme con una relativa naturalidad.

Llegué nervioso, tanto o más que la primera vez, y de nuevo esa sensación de “allá vamos” al aproximarme hacia su casa. Al decirme que esperase cerca de la puerta se me ocurrieron varias cosas, bien que habría algo que no me esperaba, algún tipo de juego previo, bien que había alguien aún con Él, o simplemente que no había llegado. Esperé con el móvil en la mano, paseando arriba y abajo, impaciente pero confiado. Después de un par de minutos, alguien en quien no había reparado estaba parado un poco más arriba, a unos metros, de pie, mirándome y sonriendo. Interpretaba su sonrisa como un “ahí estás, ahí te tengo”. Creo que disfrutaba de mi nerviosismo, del casi pueril temblor de mi cuerpo, de mi propia inexperiencia y de mi notable necesidad de su educación, protección y cuidado. Vestía ropa con print militar y botas. Definitivamente me gusta más el cuero, pero para mi sorpresa no reparé tanto en el atuendo; lo importante está debajo. Abrazo, saludo… Cuando te saluda lo hace “de verdad”; no solo te saluda, también te está dando la bienvenida a su espacio, te está dejando entrar en su parcela y quiere además que te pongas cómodo en ella.

El lugar parecía diferente, es cierto, la luz, los colores, el ambiente. Mi voz sonaba distinta también. Salía más débil, tímida, tu cabeza te dice que ahora no estás en una mazmorra para una sesión BDSM, sino en una casa, en la sala de estar de alguien… Ya no se trata de ser un esclavo o sumiso en una sesión preparada; ¿lo sigues siendo ahora, lo eres realmente? Esa pregunta me ronda durante buena parte de una conversación inicial, informal, distendida, en la que el Amo se comporta con total naturalidad mientras a mi me cuesta un poco encontrar mi sitio. Lo cierto es que, mis prejuicios y estereotipos aprendidos en el pasado me hacen difícil dirigirme a Él con normalidad, me cuesta acostumbrarme a esa cordialidad, que por otra parte agradezco enormemente, pero que me sigue descolocando. Dudo si debo quedarme de pie, si debo desnudarme o esperar a que me lo diga, si debo arrodillarme (“joder, como me gustaría ponerme a lamer esas botas…”). Estoy casi seguro de que Él valoraría positivamente cualquier impulso proactivo por mi parte, pero sigo torpe en mis reacciones y temeroso en mis movimientos, probablemente en un exceso de prudencia que tendré que moldear con el tiempo, y con su ayuda, seguro. Se que simplemente me tengo que dejar guiar por él. 

Hoy iba a probar algo nuevo, que probablemente le habría comentado en algún momento (“cuidado con lo que le cuentas, no se le escapa nada aunque Él diga que tiene que apuntarlo”), y que nuevamente desmonta alguno de mis esquemas. Veo en el suelo lo que parece ser un saco, y empieza a sacar correas y a preparar lo que parece va a ser un confinamiento diferente. El saco es negro, de tela, parece resistente, y tiene un único cierre con cremallera que va de pies a cabeza. Me tumbo en el suelo, dentro del saco, y empieza a cerrarlo. Antes de cerrarlo por completo me sujeta las muñecas con unas muñequeras de cuero unidas por un mosquetón. Más adelante pensaré que me habría gustado tener aún menos libertad de movimiento, con las manos a la espalda o atadas a ambos lados sin poder juntarlas. Aunque atadas con las muñequeras, tengo bastante movilidad, incluso podría masturbarme (puede que un cepo no hubiese estado de más). Comienza a colocar las correas alrededor, a diferentes alturas, y las va apretando hasta tenerme completamente encerrado en su interior. El Amo lamenta no tener acceso a polla o pezones, ya que el saco no tiene aberturas. Sin embargo, la sensación de indefensión es buena. “¿Estás agobiado?”, me pregunta. Pocas veces he estado más tranquilo en mi vida. La pérdida de control me produce un extraño estado de paz mental. Llega un momento en el que dependes completamente de la persona que te tiene en sus manos, y eso implica que no tienes nada que pensar o decidir, ya lo hacen por ti. Da igual que quieras levantarte, moverte, hacer o no hacer… van a decidirlo por ti, te guste o no. Además, si estás en manos de la persona adecuada, con la certeza de que no va a pasarte nada malo, o en todo caso, que si pasa, no estarás solo, y que Él te va a cuidar. 

Tenerle sobre mi, besarle en esa posición, con su cuerpo encima, sentir sus pies sobre el mio, en
definitiva, estar bajo sus pies tanto física como mentalmente. ¿Agobiado? Lo único que me agobia es tener que salir de aquí. Pasan por mi cabeza muchas ideas, me voy calentando por minutos y a medida que crece la excitación todos los límites, las barreras mentales, van cayendo como naipes en un castillo cuando se abre una ventana y hay corriente. Me retuerzo boca abajo buscando sus botas, y empiezo a lamerlas. Saco bien la lengua, quiero que la vea, quiero que sepa que me estoy esforzando, que lo hago sin timidez, y porque realmente entiendo que estoy en mi sitio, donde quiero estar, donde debo estar. La boca es la parte de mi cuerpo más expuesta en ese momento, y desearía que la utilizara de todas las formas posibles. Ya he probado su rabo, ahora me gustaría poder comerle el culo, huevos… me encantaría pedirle que probase a escupir en mi boca, pero todavía no me atrevo. Me pone cerdo la idea, pero no sé si debo pedirlo, y no sé si estaría dispuesto. ¿Está bien que proponga yo esas cosas? Deberíamos hablar de esto…

Pasa el tiempo, hace algo de calor pero no quiero que me suelte todavía. Merece la pena la sudada, y lo que haga falta. Oigo como busca algo en otra habitación, y estoy seguro de que se le ha ocurrido algo para aumentar la intensidad de la situación. Cubre mis ojos con un antifaz (“mmm necesito hacerme con una máscara”), y se pone algo de ropa. “Bueno, un besito ¿no?”. Coge llaves, chaqueta… ¡se va! Otra fantasía de toda la vida en vivo y en directo. El Amo dejándote atado o encerrado, sin saber a donde va, cuando va a volver, y con la certeza de que te encontrará exactamente en el mismo sitio al volver. Eres su prisionero ahora, y ni siquiera estás en un primer plano, no hay una escena activa, no hay más acción que la del tiempo pasando sin que puedas hacer otra cosa que esperar por Él. No sé exactamente cuanto tiempo pasó, puede que unos 10 minutos, tal vez 15. Al principio me quedé quieto, respirando, esperando, pensando en lo mucho que me había costado llegar hasta allí, y lo mucho que tenía todavía por aprender. Luego empecé a forcejear, quería probar si realmente estaba o no indefenso. Pensé de hecho en lo decepcionante que sería conseguirlo. Busqué con la mano el final de la cremallera para ver si podía bajarla. No lo conseguí. Me revolví hasta cansarme, y luego me rendí de nuevo y seguí esperando, quiero, tranquilo, en paz. 

Por un momento la excitación hizo volar otra vez mi imaginación y mis fantasías más extremas, y pensé de nuevo en tener las manos a la espalda, tal vez encadenado, o dentro de la jaula, amordazado, o con algún tipo de “extra” físico castigándome sutilmente… un plug, algo no muy doloroso pero molesto… Todo llegará, estoy seguro.

Ahi estaba yo, metido en el saco, en medio de la oscuridad, solo, confinado y feliz... 



___________________________________________________________________
SUSCRIBETE AHORA y cada nueva artículo llegará a tu email

No te olvides de compartir el post! Si te ha sido útil o simplemente te ha gustado, compártelo con en tus redes sociales! Para ello puedes pulsar en los botones que hay mas abajo. Aviso legal, propiedad intelectual, política de protección de datos personales, normas para las sesiones y talleres

martes, 16 de junio de 2020

Masturbador Handy, con realidad virtual


Acabo de recibir el masturbador Handy, y se adapta al pene. Lo tenía que decir y lo he dicho. Ha sido una de las cosas que más me han sorprendido. Y cuando pensaba en que escribiría sobre Handy, mi pene daba saltitos y decía “se adapta a todos los tamaños”. Y es que el se alegra por el pene de un amigo suyo al que le mide 5cm. Tanto por el sistema de broche como por los movimientos se adapta a tu poya, aunque te mida 5cm. ¿Qué no existen? Si existen rabos así si. Tengo un sumiso, que tiene el rabo pequeño, y que siempre se frustra porque todos los aparatos le vienen demasiado grandes. Y cuando recibí Handy, le hice fotos y videos y se lo envié. Y el quedó super encantado, y mas que lo va a estar después de que lo pruebe. 


Estupenda manga intercambiable
Otro dato muy positivo es la manga. Utiliza una manga de primera calidad. Esta manga esta reforzada para que sea mucho mas resistente.  Dentro tiene diferentes texturas, que te harán gemir de placer. Mide 11cm, pero es de un material que permite que se extienda, de hecho ahí han entrado 22cm. Además al llevarla en la parte exterior es fácilmente intercambiable por otras mangas. Ampliando así la diversidad de las texturas y de tu placer.  Pero esta manga esta genialmente diseñada.  Se siente como sexo durante las escenas de sexo. Se siente como una mamada durante las escenas de mamada, y se siente como un trabajo manual durante las escenas de trabajo manual. Te recuerdo que uses lubricantes, especialmente lubricantes al agua. Si la manga se te rompiese tienen repuestos en su web. 

Velcro, que hace que sirva para todos los grosores
Con esta tira, el tamaño no importa. Y esta vez es verdad.  Hay una tira de tela supersuave, que va unida con velcro. De esta forma puedes ajustarte la manga al tamaño de tu pene. Asique da igual si es finito como un dedo, o si es de tamaño caballo. La cinta abarca 5cm. El enganche de  velcro es especial, para que aguante mucho más tiempo. También te permite controlar la intensidad de agarre a tu pene, si quieres más presión, o un tacto más suave.  Tienen repuesto en su web, en el caso de que se te rompiese o desgastase. 

Limpieza fácil
Al tener la manga en el exterior, hace que se limpie muy muy fácil. Simplemente es soltar el velcro, meterla debajo del agua y alejop. Si queires como cosa extra puedes darle con un jabón de lagarto, o uno bactericida. Y un pequeño secreto, después es bueno que, una vez seca, le pongas maicena a la funda. Así se conservará mucho mejor la textura. 

La base, su corazón

El color de la base me ha encantado, negro. Por fin!, un color ultradiscreto, sencillo, y que se adapta muy bien visualmente al cuero y al rubber. Mi chico que es otro clásico, le ha encantado, y lo primero que dijo al verlo es “este sí!”. Yo sabía que le iba a encantar. Además el diseño es super elegante. Y se ve que todos los materiales son de calidad. 

El panel de mandos, está donde debería estar. Al principio parece extraño, porque tiene un diseño muy innovador, pero después es muy sencillo. Botón de apagado encendido. Y tiene una cruz.
Tiene una ventaja y es que no lleva batería. Es cierto que esto lo hace más incómodo. Pero tienes la ventaja de que la batería no se te va a estropear a los dos años. Por lo cual Handy te durará mucho más que otros masturbadores. Además te permite que esté funcionando por un máximo de 3h, sin calentarse la batería. Y eso es bueno, sobre todo teniendo en cuenta que tiene un movimiento ultra rápido 10 movimientos por segundo, en su posición máxima. 

MASTURBADOR DEL FUTURO
Handy, es un masturbador del futuro. Lo puedes compartir con servicios de google home, video sync, control remoto y VR. Tiene incorporado un detector de wifi y bluetooth, para conectarse con la red de tu casa. Hay la posibilidad de probar el sistema Beta.  Tienes más información en la web https://www.handyfeeling.com/ , aquí puedes ver como acceder a la key para conectar tu Handy https://www.handysetup.com/#!/key Es un poco complicado pero sé que tú lo puedes conseguir. Se echa de menos una forma más sencilla de conectarse. Dentro de HandyFeeleng puedes encontrar tres opciones.

Accionar Handy a distancia

Esto es ideal para temas como estamos ahora de distanciamiento social. O ideal para ponérselo a tu sumiso. Ya que tu lo puedes accionar desde tu móvil o desde tu portátil, mientras él lo tiene colocado. Puedes controlar la Position, te permite colocar la manga a la altura que quieras del Handy. Speed, que es la velocidad de subida y bajada. Y Stroke length que es hasta que altura quieres que suba y baje. De esta forma como decía antes puede servir para penes más pequeños o más grandes, más estrechos o más anchos. Es ideal para ti

Sincronizarlo con videos
Te permite elegir  diversos videos que tiene programados, y Handy se sincroniza con los movimientos que hace la mujer. ¿Mujer? Si mujer, el Handy por ahora solo permite usar esta aplicación por heterosexuales. Pero estoy seguro que más adelante meterán algún vídeo homosexual, y ojalá que alguno de temas BDSMk. Te permite además ver el video en realidad virtual, colocándote el móvil dentro de unas gafas. Es todo un puntazo, ya que los videos que traen, realmente puedes imaginar que la mujer está ahí dándote placer. 



Local video
Te permite subir videos pero no se sincronizan con el movimiento. Pero si eres un programador, puedes generar un código CSV y generar el ritmo de los movimientos que quieras, para que se sincronicen con Handy. 

Todos estos accesorios del futuro, la verdad es que están muy bien. A mí me han sorprendido mucho. Y como están en fase beta, estoy seguro de que cada vez serán mas sencillos. Pero aun asi, Handy, en si mismo, sin “conexiones futuras”, es un excelente masturbador masculino. Por sus movimientos, por su diseño, por sus mangas, por su sencillez, por su estética. Merece sin duda un 10. 

Si te decides a comprarlo puedes dar un vistazo a su tienda online 

El manual que te envían es el inglés, pero aquí os dejo un enlace con el enlace en español  Es un manual básico para accionar el Handy, sin la wifi. Es genial que hayan pensado en un manual en español. Además te dan 15 días para que puedas probarlo sin compromiso. Pero estoy seguro que te encantará. También tienes su canal de video en youtube, ahí podrás ver un poco como es el Handy (aunque lo mejor es sentirlo) e instrucciones sobre su uso e instalación. 

Son 189€ con gastos de envío incluidos. Pero estoy seguro que te merecerá la pena. Simplemente con que lo usases 200 veces, ya te saldría a 1€ por masturbación. Si vas a quedar con alguien, ya solo te gastas eso en el transporte. Y créeme que Handy, es mucho más placentero que muchas bocas. Y que lo vas a usar más de 200 veces. Lleva conmigo una semana y ya han caído 4… quizás mi chico se va a poner celoso ;-) Puede ser una buena idea, que lo ate, y que Handy, sea el sumiso beta, que se encargue de darnos placer a los dos, a mi chico inmovilizado, y a mi vestido de cuero. 




___________________________________________________________________
SUSCRIBETE AHORA y cada nueva artículo llegará a tu email

No te olvides de compartir el post! Si te ha sido útil o simplemente te ha gustado, compártelo con en tus redes sociales! Para ello puedes pulsar en los botones que hay mas abajo. Aviso legal, propiedad intelectual, política de protección de datos personales, normas para las sesiones y talleres

martes, 9 de junio de 2020

El divertido origen de la palabra "f*ck"


En una publicación de Facebook vi una nota graciosa donde venía a decir que el origen de la palabra fuck era… Fornication Under Consent of the King. A mí me parecía extraño, no por el hecho en sí, sino por los adornos. ¿Es realmente ese el origen de "fuck"?

Es una de las palabras más usadas y con más controversia de Estados Unidos y en el mundo anglosajón. The Pinguin Dictionary no incluyó esta palabra hasta 1965, y fue el primero en hacerlo desde el siglo XVIII. De hecho, en los países anglófonos estaba prohibido publicar libros que contuvieran la palabra. Dicha prohibición se consiguió superar en la primera mitad del siglo XX con obras como Ulises y El amante de Lady Chatterley. Para los que hablan el lenguaje de la pérfida Albion, suele no pronunciarse, utilizarse con un asterisco en medio, o substituirse por la forma “F word”, para evitar herir sensibilidades. Hoy en día el poner la palabra "Fuck" en una publicación puede suponer la posible censura de la publicación por parte de las redes sociales; sí, ¡en el 2020!

No en vano "Fuck" se usa también como palabra de rebeldía. Y no solo, por su significado, sino por todo su contexto. Así la usan cantantes y artistas que quieren provocar la atención o ser rebeldes, y también en las proclamas de las manifestaciones.

¡Si supiesen que esa palabra viene del latín!  En catalán hay un verbo “ficar” que significa meter, penetrar, aguijonear. Podría tener que ver con la misma raíz. De hecho otro término pervertido y trasgresor como “gay” es de origen catalán medieval. Gay significa alegre, y a traves del francés se expandió por Europa y el Mundo. Pero centrémonos en "ficar", que tiene su origen en el latín vulgar figicare, de la cual también viene la palabra "hincar", con el mismo significado. De aquí saltó a las lenguas germánicas, donde en alemán ficken es “coger”, en holandés fokken es “engendrar”, en noruego fukka “copular”, y en sueco focka “golpear, copular” y fock pene. Jung en “Transformaciones y símbolos e la líbido”, nos dice como esa transformación conecta el acto de penetrar con arar un campo. El arado era una representación fálica, y la acción de arar es la acción de dar fertilidad a la tierra. Incluso exponía como ejemplo el diseño de un jarrón de una excavación arqueológica  en Florencia, en el cual se ven seis hombres arando con el pene erecto.

Nos la encontramos por primera vez en un documento escrito hace 700 años. Paul Booth,
investigador de la Universidad de Keele, Inglaterra, se topó con la palabrota cuando escudriñaba unos pergaminos legales que datan del 8 de diciembre de 1310. Fue escrita por el secretario de un juzgado del condado de Chester, en 1310, en el caso contra un reo que intentó, infructuosamente, copular con una mujer. El secretario identificó al acusado como Roger Fuckebythenavel, algo así como Roger Follaporelombligo. La curiosa palabra aparece tres veces en el documento legal. La explicación más plausible es que Roger, ante su inocencia sexual, intentase mantener relaciones sexuales por el ombligo. Se cree que la denuncia la interpuso la mujer, por las malas artes amatorias de su marido. La sentencia fue el destierro, y quizás fue entonces cuando apareció el fetiche por el ombligo.


El origen falso y morboso de la palabra "fuck"

Hay una fake news que ronda por ahí sobre el origen de la palabra "fuck".  Nació en los años 90, antes no encontramos referencias a estas “teorías”.  Algunos apuntan que el significado de FUCK es Fornication Under Consent of the King. Según este bulo, era un permiso que el rey daba en la Edad Media para que las parejas pudiesen tener relaciones sexuales. Algunos comentan que lo ponían en un cartel delante de sus casas. Otros van más allá, y lo enlazan con el "coronavirus" de la época, la peste negra. Y comentan como esto se hizo para evitar la propagación de la peste negra, y este permiso de relaciones sexuales solo se daba para concebir. Otra pseudo versión  dice que el Rey Enrique VIII legalizó la prostitución para recaudar impuestos, y en la puerta de los prostíbulos también figuraba la placa “Fornication Under Consent of the King”. Otra versión dice que los soldados britanos hacían incursiones y violaban a las mujeres, y cuando los pillaban en los informes ponían que los castigaban “For Unlawful Carnal Knowledge”. Y por último está la versión de sexo forzado, “Forced Unnatural Carnal Knowledge”, “Conocimiento carnal degenerado y forzado”, palabras que habitaban en un letrero que debían llevar los convictos de violación sexual.

Se podrían esgrimir razones morales e históricas por las que esto no podía ser así. Pero la principal, es que los acrónimos comenzaron a existir en el siglo XX, en los contextos médicos y militares, como por ejemplo Radar (Radio Detecting and Ranging) o Laser (Light Amplification by stimulated emision of radiation).  En la época romana si se usaban, pero después dejaron de usarse - acordémonos del célebre SPRQR (Senatus Populusque Romanus).


¿Y qué tiene que ver con el BDSMk?

Es sencillo, ¿por qué se ha hecho más popular la versión fake?, porque da más morbo. El hecho de que alguien me tenga que dar permiso para follar, es uno de los morbos latentes en el ser humano. Confesable o no confesable, lo tiene mucha gente. Bien sea que se imaginen que es el rey, que da permiso de cuando y como se debe follar, o bien el “sumiso” que acepta las órdenes del rey, o bien la “pareja” a la que le erotiza ver como otro hombre somete a la persona que ama. Juegos como este están el cuckold, juegos de cuernos consentidos, o bien los juegos de castidad, con sus múltiples variables. De hecho, es tan representativo, que dentro de la BDSMk Academy, hay un taller sobre el Cuckold y los juegos de cuernos. 

Controlar la sexualidad humana es uno de los morbos más básicos. Por ello, por ejemplo, los bulos sexuales más extendidos tienen que ver con este tema, como los cinturones de castidad medievales, o el derecho de pernada, o las esclavas sexuales de las cruzadas.  Curiosamente, en esa época había menos represión sexual que en la época victoriana, que es la edad de todos estos morbos. A la gente le pone, le erotiza, y fantasea con que eso fuese cierto. Y en muchos casos lo difunde, se tapa la boca con una mano, sonríe en plan "ji, ji, ji", o suelta aquello de “qué degenerados” mientras su rabo no deja de palpitar.

A mí personalmente me dan morbo los dos conceptos. El acto de "fuck" como penetrar, cultivar la tierra para que crezca, para que nazca una semilla que es mía. El acto de poseer la tierra, y que nazca lo que tú quieras. O el acto de "FUCK" como derecho de pernada, o permiso que puedes conceder o retirar a una pareja. Desde siempre la palabra "fuck" me ha despertado morbo y erotismo, y ahora hay muchos más motivos.








___________________________________________________________________
SUSCRIBETE AHORA y cada nueva artículo llegará a tu email

No te olvides de compartir el post! Si te ha sido útil o simplemente te ha gustado, compártelo con en tus redes sociales! Para ello puedes pulsar en los botones que hay mas abajo. Aviso legal, propiedad intelectual, política de protección de datos personales, normas para las sesiones y talleres