jueves, 25 de agosto de 2016

Sesión con Gahn, tercer encuentro: látigo y reencontrarse en mí

Era el día tercero!. Para los dos es un número importante, aunque por diversos motivos. Solo hemos echo tres sesiones de tres días, pero para mi es como si el hubiese estado conmigo toda la vida. Hablamos diariamente vía washap, nos contamos nuestras preocupaciones, y vamos avanzando cada uno en su nivel. Realmente para mi se esta convirtiendo en algo muy novedoso, algo al que solo le podría encajar el nombre de perro totem.

Lo recibí, como siempre con alegría, y con muchas ganas de que me sintiese. Estuvimos jugando en el hotel donde se hospedaba esta vez. Le desnudé, inspeccioné cada uno de sus rincones, y le hice un precalentamiento a base de azotes, para terminar pidiéndole que pasase su lengua por todos los rincones de mi piel. Terminé corriéndome yo, y después le di permiso para que el se corriese.



Fuimos a comer a un sitio muy interesante, al que desde entonces he repetido una vez. Un restaurante de estilo “nueva cocina”, pero donde están equilibradas la belleza con el no dejar el estómago ni el bolsillo vacío. Después fuimos a dar una vuelta, quería que me acompañase a comprar una fusta nueva, y un látigo. Lejos de ser en un sexshop, fue en una tienda de hípica. De una calidad bastante buena que quise comprobar de vuelta al hotel. Hacia años que no manejaba un látigo de casi 2metros, y efectivamente le dejé marcas, unas hermosas marcas. Después le puse una manta encima, para poder desahogarme en condiciones, y dejar de dar latigazos y fustazos cuando yo empezase a sudar. Ambos lo disfrutamos mucho, quizás demasiado. Después de ese concierto de gritos, chasquidos de latigo y gemidos, nos duchamos. Procedí hacerle un aftercare lamiéndole esas marcas que le había provocado yo y a sanarselas masajeandole con trombocid.

El día siguiente pintaba interesante. Tenía visita con un terapeuta que le puso ventosas, acudí yo a ver al terapeuta en calidad de Amo. Fue formidable, me sentí realmente como un padre con su hijo. Ver como le trataban y cuidaban. Y como el terapeuta me miraba de reojo, señalandome las marcas de Gahn y echandome una pícara sonrisa. Las marcas que le hizo el eran la perfecta escusa para disimular las otras marcas.

Echábamos de menos el yacuzzi, así que fuimos a un sitio que a mi me encantó. Jamas habia acudido a uno. Es una casa que tiene habitaciones temáticas que se alquilan por horas. Y allí teníamos para nosotros el yacuzzi. Coloqué los elementos encima de la cama, y quise seguir profundizando en nuestra fusión personal. Hice que me lamiese las botas, y que se arrodillase delante de mi, para que sintiese a ese ser superior que le tiene en sus manos. Como alguien que tiene en sus manos a un pajarito comiendo. La sensación para ambos fue formidable. Después fuimos al yacuzzi, y conseguí adentrarnos en un proceso de renacimiento, donde el se sintiese como el ying y yo como el yang. Fue un proceso muy hermoso que desembocó en temblores y lágrimas, entre otras sensaciones para ambos. Para después pasar a la cama, abrazarnos y hablar de futuro y seguir jugando en el presente.

Me encantó cuando me preparó aquella manzanilla entre cadenas, tumbado en la cama como un señor. El sintiendo que me servía y yo... yo flotando entre sus palabras, atenciones y cuidados. Realmente esta en su lugar, lo admiro por como se deja llevar, pero esta claro que todavía nos queda mucho camino por delante, para seguir reforzando algunos comportamientos y pautas, y para seguir creciendo y volando.


Al día siguiente le salía el tren. Me daba pena que se marchase ¡estoy tan a gusto y feliz con él!. Llevamos las maletas desde el hotel a mi casa. Y allí se me ocurrió hacerle un ejercicio que resulto también formidable para los dos. Se llama regresión evolutiva, y le hice pasar desde lo mas grande a lo mas pequeño, llegando a tocar la nada, para volver otra vez de lo pequeño a lo mas grande. Siempre inmerso en mi y con mi figura protectora. ¡Que hermoso!.


Cada vez me alegro mas de haber conocido a Gahn, y que el se deje abandonar en mí. Estamos creciendo mucho. Yo estoy poniendo en práctica ejercicios que había usado en mis años de terapeuta y psicoterapia, y el me va adentrando en los misterios del bdsm tántrico. Y fusionando eso, con nuestras personalidades, muy diferentes, se esta forjando un proceso de crecimiento único, una espiral formada por Dominus Jaime y Gahn perro totem.  

Nuevos juguetes y regalos: esposas de dedo, varas y paletas de mimbre

ESPOSAS DE DEDO


Siempre he querido tener unas esposas de dedo. Asique me pasé por la tienda MFetiche de Madrid. Donde siempre son encantadores y he acudido mas de una vez, tanto a enseñar la tienda como a comprar cosas. Compré unas esposas de dedo, muy básicas y claro daban fallos, asique acudí a la tienda y se lo comenté. Y como muestra de lo bien que tratan a sus clientes, Dani me proporcionó estas esposas, que me han encantado, funcionan de maravilla. Las he usado en el campamento BDSM que veréis publicado en estos días, y formidables. 


VARAS

Los que me conocéis ya sabéis mi vicio por el sadismo. Pero estas varas no las voy a dedicar a eso. Estoy profundizando en ofrecer un masaje de tipo BDSM, mezclando cuerdas y realizando un viaje sensiorial. Y para ellas me son necesarias estas herramientas, son varas realizadas con bambú, ligeras, suaves y firmes. Una paleta, una vara simple, una doble y una triple. Que en mis manos serán la delicia de mas de una persona.


 PALETA DE MIMBRE

Ha sido un regalo de Alfonso. Una auténtica paleta de mimbre, que casi la guardaré como parte de mi colección tiene casi 100 años y nos consta que ha sido usado no solo para tareas del hogar sino también con fines de disfrute S/m. Desde luego el diseño es único, es verla y parece que el instrumento te habla. Tiene una personalidad y un carácter propios. Por no decir del olor que desprende. Es formidable. Gracias Alfonso!!

miércoles, 24 de agosto de 2016

Sesión con Gahn, según su visión. Tercer encuentro: misterio y fusión


Hace muchos años vi una película cuyo nombre no recuerdo y cuyo final se desarrollaba en un magnifico campo de amapolas azules. Las protagonistas eran dos chicas adolescentes que bailaban entre las flores. A la pregunta que se le hizo sobre la verdadera naturaleza del pecado, una de las dos chicas, mientras acariciaba las amapolas con su mano, contestó : es el pecado contra el espíritu, es no ser capaz de ver esto en consciencia !

La sesión que leva el numero tres, cifra sagrada que en cualquier experiencia vital marca la emergencia de la raíz, es, por así decirlo, la sesión del pecado: Serás capaz, más allá de todo, absolutamente todo, de reconocer al Amo y de verlo con todos tus ojos ?

Dominus Jaime es un Amo de excepción que lleva inscrito en  su ser el genio de su raza, un Amo castellano. He tenido en mi vida la suerte y a la vez la desgracia de conocer a muchos Amos de culturas muy distintas pero nada que se pueda compara con esta intuición prodigiosa que permite dejar que las cosas más profundas se desarrollen con una naturalidad absoluta, sin ningún empuje, este contacto innato con la energía que genera su propia resolución.

Cuando nos vimos me di cuenta de que mi Amo no tenía nada preparado y que iba a dejar que el misterio se desarrollara hasta llegar hasta donde tenía que llegar, como un misterio medieval en las puertas de una catedral.

Y así fué.

El misterio de la cifra 3, la emergencia de la raíz.

Estuvimos como 30 horas sin que prácticamente nada de lo que supuestamente rige una relación bdsm ocurriera. 30 horas de simplicidad y desnudez, 30 horas para enamorarme. Así lo pude observar, lo pude contemplar y lo pude sentir. Abriendo los ojos sobre su persona y sobre su Ser. Enamorándome de su mirada, de su belleza, de su clase.

Paseando por Lavapies tuvimos una conversación que me llevó a volver a conectar con la grandeza de Castilla, lo que corresponde a algo muy sagrado para mi. Estuvimos indagando por el pasado citando a personajes que marcaron mi Alma.

Y me enamoré.

Y al finalizar este recorrido ambos elegimos asentar nuestro amor en el altar de una relación trascendental basada en la disciplina.

Esto es lo más grande que he vivido nunca, y creo que lo más grande que se puede vivir.

Tener frente a ti al Ser del cual te has enamorado, que ya sientes hasta en tus entrañas, el Ser que deseas abrazar y cubrir con un manto de ternura y oír este trueno, en lo alto de la montaña, un trueno tan potente que parte hasta las nubes y resuena en los valles: DE RODILLAS ANTE MI !!!

Dios...

Con anterioridad y en lo que a mi se refiere con un nivel de gozo desconocido lo había contemplado vestirse con nuestra camisa, había sentido la emoción de llevar de nuevo mi collar y sobre todo había sentido la fuerza de la cadena con la que tiraba de mi. Momentos inolvidables.

Pero fué arrodillándome cuando sentí todo el flujo de mi amor circular por mis entrañas ,y, bajo el efecto de una alquimia indescriptible, transmutarse en adoración.

La adoración no es el amor. Un sumiso no está enamorado, vive la adoración. Y la diferencia está en el ojo de Dios. Bendito el que la siente, y no la puede explicar.

Esta nueva realidad, Dominus Jaime quiso bautizarla.

Primero en la sumisión. De rodillas, y luego a 4 patas, adoré sus botas lamiéndolas. Para mi fué
indescriptible, porque siempre había soñado hacer esto inmerso en el verdadero sentimiento de adoración. Sí, ya, se llama adoración de pies, de botas, de no se que, y se habla de adorar al Amo...pero Dios santo que tiene que ver ésto  con que hacerlo con tu ser a punto de romperse bajo este rayo de energía que lo transfigura todo ?

Segundo bautizo: Iniciando el sendero en la ladera de la montaña, hacia lo alto, y sintiendo la magia de lo que algún día será nuestra fusión.

Fui conducido los ojos vendados hasta el jaccuzzi y entré en el agua.

Sentí mi alma abrirse y me abandoné como nunca lo había hecho en mi vida. Mi Amo me guiaba con una dulzura indescriptible. Los dos sabíamos que algo muy especial estaba pasando.

Y de repente sentí lo que todos los corazones sumisos buscan, este instante mágico en el cual el Amo lo llena todo. Cuando solo está El y no hay más espacio. Y se lo dije: Amo, por fin, ya está !

Entonces fué cuando Dominus Jaime empujó mi cabeza bajo el agua, boca cerrada, y cubriendo mi nariz con su boca tal una máscara, me dió de respirar. Lentamente, muy lentamente...

El aire entró y subió hasta mi cerebro, mi cerebro dañado por la enfermedad. Sentí algo que no tiene ni nombre, volví al alfa y al omega, y mi vida se reseteó.

Verde que te quiero verde, el caballo en la montaña...

Este ritual siguió el día siguiente de una forma inesperada para los dos....en el momento de salir a la calle, de repente mi Amo me retuvo y siguiendo su intuición me hizo vivir como un rebirthing, haciéndome respirar como un bebé, y volver al organismo mas simple para desde allí volver a crecer totalmente unido a él. Fusionando...

Y esto es y será siempre la esencia chamánica de nuestra relación, buscando la fusión, día a día, gota a gota.

No puedo añadir ni una sola palabra.

Y así ES.

Gahn.

martes, 23 de agosto de 2016

Historia de O, algunos desahogos

  
¿Quien no ha visto O?. Creo que muchos de los que me seguís lo habéis echo. Alguna alma cándida que haya llegado a mi blog buscando como hacer “cock” (cookies) de chocolate, quizás no.

Recuerdo que hace muchos años, en mi casa había un libro que se llamaba historia de O, de una editorial que se llamaba sonrisa vertical con una tapa rosa. Para mi a mis 12 años era un libro prohibido pero que devoraba junto a los comics de zipi-zape. Ya a los 16 volví a ojearlo, empezaban mis primeras experiencias bedesemeras y volví a una de las fuentes de mi infancia. Recuerdo que estos libros (O, las obras de Marqués de Sade) alimentaban mis mas perversas fantasías. Por aquel entonces yo era un Amo diferente, el otro para mi era un objeto del que disfrutar y para aprovecharme de el “una piedra encontrada en la playa”, tal y como podemos ver en O. Era mucho mas sádico y cruel, y por supuesto el cariño y el romanticismo no entraban en mis planes entonces. Independientemente de que luego con la gente que no “pertenecía” al juego fuese lo mas cortés, educado y amoroso que te puedas imaginar.

O no sería un libro que recomendaría a los novatos, a pesar de ser una de las obras míticas del BDSM. Le falta cariño y consenso. El mes pasado decidí con mi sumiso ver esta película, y ayer por fin era el día. Después de una sesión y como acto educativo, nos dispusimos a ver O. Pienso que a el le sirvió para ver el tipo de Amo que tiene ahora y enorgullecerse de él, pero hay varias cosas que le perturbaron.

O está enamorada, y sigue a su enamorado a donde la lleve, como Alicia sigue al conejo Blanco hasta un pozo donde hay aventuras. Y O le hubiese seguido hasta el mismo infierno, pero llegaron a la antesala Roissy. Lamentablemente no existe ningún lugar donde eduquen a las sumisas, ni a los Amos al estilo de Roissy, un castillo elegante y espacioso. Me acordé de los detractores de Grey, por que el fuese millonario, en O precisamente no se ve gente de clase media en toda la película.

Marcada a hierro por S H (Sir Stephen), recuerdo que en mi adolescencia, deseaba que alguien estuviese hasta ese punto entregado por mi. Luego descubrí que las relaciones son pasajeras, a unos se les rompen los mitos de Disney, y a mi este. Y eso que en lineas generales no me puedo quejar, ya que he tenido relaciones bastante largas. El momento del marcaje es un momento único que no se puede hacer a la ligera. Tanto si es permanente como sino, uno debe tener claro que hasta la última célula de su cuerpo le pertenece, y las entregas en total libertad a tu Amo.

Pero el libro al concepto de entrega que yo tengo le da una vuelta. Tu te entregas eres mío, y yo te puedo entregar a cualquiera. ¿Pero que es esto?. Yo no me acordaba de este punto hasta ayer que vimos la película. Mi cachorro preguntándome por ese echo, y yo mostrándole como para mi no es eso. Si alguien se entrega es un acto de amor increíble, y a mas es la entrega mas es el amor (generalmente), ¿como puedes entregar eso a otro?. O pasa de mano en mano como si fuese una pelota. Si esto fuesen cesiones puntuales lo entiendo (y lo comparto, me admira y me excita), pero pasar de por vida a tener otro Amo ¿que sentido tiene?. En algunos casos porque a otro Amo se le antoja... ¿y donde está toda la entrega que ella ha echo por ti cabrón?. Por eso el momento final donde ella quema un cigarrillo encima de SH, lo disfruto mucho, fue un respiro. Para mi la entrega en el BDSM no es eso, respeto que otros lo vean así... pero para mi no es eso. 

Toda la entrega se hace porque ella ama o quiere a sus amos. A este amor se llega previamente, menos en el primer caso, por medio del dolor y el sacrificio. Yo lo llamaría Stocolm Love, y no creo que sea ni sano mentalmente, ni que una relación así dure mucho tiempo. Aun asi fue una novela escrita por Pauline Réage para enamorar y cautivar a su enamorado Jean Paulhan en 1954, y levantó todo el revuelo que os podéis imaginar y un poco mas. Lo que hizo como siempre generar mas ventas, hasta que en 1975, 20 años mas tarde, saliese una película inspirada en el libro. El director fué Just Jaeckin, y nació en el mismo país que el libro Francia. No obstante, como pasa en muchas ocasiones tiene muchos elementos que no aparece en el libro, busca escandalizar aún mas y si cabe sustrae del poco romanticismo que podía existir, otro poco mas. Le añade la forma del anillo que todos conocemos (Oh sorpresa, no viene del libro... pero es igualmente encantador). Y confiere otras características que para mi gusto se alejan del BDSM y se acercan mas a la imaginación.


Otro día ya haré una reseña sobre O... este artículo ha sido simplemente un parcial desahogo.  

lunes, 22 de agosto de 2016

Sesión medical con Juan, revisión, electro y "tratamientos" (Su visión)



Todo comenzó semanas antes, cuando el Dr. Jaime me confirmó la cita en su consulta. Ya tocaba revisión periódica…nervios¡


Cuando llegue a la consulta, el doctor como siempre ya tenía todo preparado y equipado, pero hoy había algo diferente, me di cuenta de una mesa con una tela de color rojo que no era normalmente lo que había en esa consulta siempre, ¿Qué sería? Nervios¡

Antes de empezar, y dado que el Dr. Siempre me trata de una manera especial, quise hacerle un regalo muy especial, mis bóxer de la suerte. Estos bóxer me han acompañado siempre que he necesitado apoyo moral. Me encantaría que estos bóxer acompañaran a mi Dr. En toda su etapa profesional. El Dr. No quiso aceptar el regalo, pero finalmente lo convencí, es un gran hombre.

También le entregue una seria de materia medico, del que me estuvo eternamente agradecido.

Quiero decir de antemano, que pactamos que la sesión subiría de nivel, teniendo en cuenta nuestros límites.

Primeramente el Dr. Utilizó su nuevo tensiómetro para tomarme las constantes vitales, es una especie de dolor, presión y mucho placer, que hace que mis pulsaciones suban considerablemente.

Seguidamente, me ordenó, como siempre, desnudarme y a partir de ahí, todo comenzó de nuevo.

Por primera vez, me puso un antifaz para no ver la sesión. LO RECOMIENDO¡¡

Primero oí como se ponía los guantes de látex, ese sonido y dolor, son muy excitantes, sentí como me palpaba todo el cuerpo, acariciando sobretodo mis pezones, y todos los ganglios del cuerpo.

Después noté como intentaba introducir una sonda por mi prepucio, pero finalmente no me sentí preparado y abortamos misión.

Una vez así, me puso en la camilla, donde siguió la palpación, pero noté que algo estaba cambiando. Me estaba poniendo unas muñequeras de cuero en las manos y en los pies, algo estaba cambiando…

De repente sentí (seguía con los ojso tapados) como una cuerda pasaba por mis muñecas, inmovilizándome totalmente mis extremidades superiores. Seguidamente noté como mis piernas también les impedía el movimiento a través de la misma cuerda. Una sensación indescriptible.

Tambien me ordenó abrir la boca, pensaba que para explroarme, pero me introdujo algo que impedía poder cerrarla y hablar, además me dijo: “asi no podras decirme que no”, palpitaciones subiendo…


De repente note que en mis zonas intimas, pasaban cosas.. sentía pinchazos, dolor, calambres… ¿Qué era eso? El dr. Estaba practicando conmigo terapias de electro… la primera con mucho dolor, pero la segunda, la recomiendo… un cosquilleo muy morboso¡¡¡


Finalmente el Dr. Tuvo que examinar detalladamente mi zona intima, como siempre contodo el cariño, como lo hace siempre, me hizo explotar de placer… 

Gracias Dr. Nos vemos pronto ¡


domingo, 21 de agosto de 2016

Conducta animal y BDSM: Mariquita

El último artículo era sobre la poya de agua y este sobre las mariquitas, y el siguiente sobre el cabrón o cabra. Es un intento por rescatar las cosas positivas que estos animales nos pueden aportar. Si bien es cierto, la mariquita creo que es un animal que agrada a todo y en todo el mundo. Y en casi todo el mundo significa lo mismo, desde el punto de vista etnográfico, es portadora de suerte, de buenas noticias, beneficiadora de los campos, y sin duda ha despertado una sonrisa en mas de un niño, y en mas de un padre. 
Los huevos son pequeños y de color amarillo. De ahí nacen unas larvas de color negro con manchas dependiendo de la especie. Estos ya si que no tienen un aspecto tan agradable. Podéis verlo en la imagen que se ve a la derecha en pleno festín. Al igual que las mariquitas adultos se alimentan de los pulgones (áfidos), cochinillas y otros animales que son considerados plagas en la agricultura. Una solo puede consumir unos 100.000 en un verano. Y tienen una capacidad muy grande para reproducirse al poner muchos huevos y carecer apenas de depredadores. En muchos sitios se les utiliza como control biológico natural. Solamente el pulgón del guisante, explota antes de que lo vaya a comer, causando a veces la muerte de esta. 

Cuando este animal se posa encima o cerca, en algunas zonas de España se realiza este juego, que mas de uno habremos echo con nuestros padres siendo niños. La mariquita, se la deja en la mano, se le pide un deseo, y moviendo la mano hacemos que recorra por los todos los dedos de la mano derecha, y sino emprende el vuelo se la pasa a la mano izquierda, mientras se dice "Mariquita, vaquita de Dios, cuanta los dedos y vete con Dios". Cuando vuela es signo de buena suerte y en algunos sitios se le pide un deseo.

En algunas culturas asiáticas creen que la mariquita comprende el lenguaje humano y ha sido bendecida por Dios. 

En Bélgica, si una mariquita se posa sobre la mano de una joven y camina sobre ella, esta se casará dentro de un año. Y la mariquita seria la anunciadora de ese amor. 

Su nombre en letón es Marite, es sinónimo de Mara que para los letones encarna las fuerzas femeninas de la tierra. De echo en ese país tiene la categoría de insecto nacional. 

En Europa, durante la Edad Media, cuenta la leyenda que los pulgones destrozaban los cultivos provocando hambruna. Por lo que los católicos hacían romerías y oraciones a la Virgen en busca de ayuda, y legiones de mariquitas acudían a salvar las cosechas. Hasta tal punto que algunos agricultores llaman a las mariquitas escarabajos de la Virgen. Las alas rojas  representan el manto de la Virgen, incluso dicen que los siete puntos son los siete dolores o las siete alegrías de la Virgen. 

En Francia, se dice que si una mariquita se posa cerca de alguien enfermo, este se sana o mejora. Incluso algunos médicos empezaron a usarlas trituradas en sus preparaciones para la sanación de los enfermos. Ignoro cual pudo ser antes, si la idea de que como portadoras de buenas noticias, se creyese que sanaban al enfermo y por eso los médicos contasen entre sus elementos, o bien que como los médicos la usaban como "principio activo" las personas pensasen que traía la salud. 

¿Que nos enseña la mariquita como totem?

Soñar con mariquitas suele ser una buena señal que nos anuncia buenas noticias. En casi todo el planeta son símbolos de buena suerte y alegría. La aparición de una mariquita señala, a menudo una nueva felicidad y un nuevo sentido de bienestar, las preocupaciones se desvanecen. Según otras tradiciones, los siete puntos que tienen simbolizan siete deseos o regalos que te han entregado. Si los lunares son mas de siete, significa que hay una hambruna, y si hay menos que habrá buena cosecha. Por lo tanto la mariquita nos da pequeños empujones y nos anima a confiar y descubrir nuestros deseos. Y así mismo ayudar a cumplir los deseos de los otros. Tenemos también que soltar y expresar nuestros deseos, tal y como vuela la mariquita.

Area BDSM

La mariquita en el BDSM seria aquel Amo o sumiso, que llega transforma y se va. Quizás solo una sesión o unas pocas, no necesariamente tiene que ser una relación estable (aunque la persona que esta dañada lo desearía). 
Mariquita como sumiso: Es aquel que aporta un cambio positivo al Amo. Bien sea por su forma de servir, por las correcciones positivas que le pueda hacer al Amo, porque le descubra un nuevo camino en la forma de hacer las cosas. 

Mariquita como Amo: El Amo que ve a un sumiso dañado en un local, lo coge lo cuida, y cuando ve que puede volar, le echa a volar. O el tutor que ayuda a un sumiso sabiendo que no es suyo, que "solo" es su tutor. O el Amo que abre una ventana al sumiso y le llena un poco mas de luz. 
Comportamiento de la mariquita en fotos 


Comportamiento de la mariquita en fotos

Foto 1: Mariquita volando, iniciando su aventura para llevar buenas noticias. Desde luego, el verla volar ya en si es un acto espectacular.
Foto 2: Larva de mariquita. El echo de pasar de larva a escarabajo ya en si es un acto de transformación.
Foto 3: Devorando un pulgón. Desde luego no tiene escapatoria, y podría adivinarsela a ella con cara cruel, o bien con el plato recién puesto.
Foto 4: Mariquita reproduciéndose, sin duda ha sido una imagen Queer durante mucho tiempo.
Foto 5: Larva cazando en grupo a los pulgones
Foto 6: Los tres estados de la mariquita, desde que es larva a escarabajo.
Foto 7: Aterrizaje forzoso
Foto 8: La gran devoradora
Foto 9: Estando en la playa, se posaron sobre mi dos mariquitas. ¿Doble suerte?





jueves, 18 de agosto de 2016

Posturas del gato y vaca en yoga y su relación con la sumisión


Es curioso pero a veces uno encuentra o intercambia información donde menos se la espera. El otro día estábamos haciendo un trío vainilla con "follamigo" que es profesor de yoga. Es un tipo muy interesante sin duda, y desde luego dió de si para estar bebiendo algo, conversando, entre "arrebato carnal" y "arrebato carnal". Para el eso es básico, porque con la energía sexual enriquece su cuerpo y con la conversación enriquece su mente. Una de las cosas de las que hablamos fue de BDSM. Y me comparaba las posturas de la vaca y del gato en yoga con las actitudes de los pasivos. Luego yo lo aplique a los pasivos, añadiendo algo de etología. Y discutiendo sobre diversos enfoques e ideas que tenía cada uno. Y mi chico... bueno digamos que mi chico nos hizo las demostraciones prácticas. 


Posturas o asanas del gato y la vaca

En yoga las posturas se las llama asanas. Son diversas posturas enfocadas a mantener la salud, para que así el cuerpo se vea libre de enfermedades y poder meditar mejor. El Hata-yoga define los asanas que hay que realizar dependiendo de lo que se quiera conseguir. En origen no eran solo ejercicios posturales, sino que son posturas en los cuales el prana (energía) circula por el cuerpo de una determinada forma. Según esto las diversas posturas no solo tienen un enfoque físico, sino que conllevan una carga psíquica y energética. 

Estas dos asanas, la del gato y la vaca son complementarias. Son ejercicios de calentamiento. La postura del gato estira la cara posterior, y la de la vaca su cara anterior. Es uno de los ejercicios que se suele hacer cuando uno comienza en el yoga por su facilidad de realización.  Antes de comenzar las posturas hay que colocarse a cuatro patas en el suelo. Con las manos a la anchura de los hombros, y estos alineados con los codos. Rodillas a la anchura de las caderas. Hay que colocar la columna en una posición neutra, y mientras se respira y se siente como el corazón se relaja hacia el suelo. Con cada inspiración se deshace la postura, volviendo la espalda a esta posición neutra antes de pasar a la siguiente asana. 

Bitilasana o postura de la vaca
 Alagamos las los costados, el abdomen y la columna, levantamos
los hombros para llevarlos al centro de la espalda, y dirigimos el corazón hacia el suelo, se siente como el corazón se funde con el suelo y se mira hacia arriba extendiendo el cuello. Se lleva la cara interna de los muslos hacia atrás para crear mas curva en la zona lumbar, y se levantan los isquiones hacia el techo. Se realiza cada vez que se inhala. 



Marjaryasana o postura del gato
 Al exhalar, vamos arqueando la columna, dirigimos la frente
hacia el ombligo, y el ombligo hacia la frente. Nos movemos lentamente, sintiendo que se estira la parte posterior de la columna, y como la pelvis se mueve dirigiendo el coxis hacia adelante. Mantenemos unos segundos la postura, mientras retenemos con los pulmones vacíos. 


Análisis de las posturas

Los activos que me leéis habéis visto como muchos pasivos, cuando son penetrados a cuatro patas tienen principalmente estas dos posturas de vaca y gato. Generalmente la postura del gato la ponen los pasivos que no quieren ser follados, o los pasivos primerizos, es una especie de resistencia del cuerpo, principalmente por miedos infundados de que el ser pasivo eres inferior, o miedo a que duela, ansiedad por algún tipo. Esto hace que los músculos se contraigan, no solo los glúteos y los pubocoxigeos, sino también el músculo del esfínter anal. De esa forma no solamente es mas incómodo sino que duele mas al ser penetrado. A no ser que se tenga ya cierta experiencia, porque entonces es una postura que permite acceder al rabo del activo a zonas diferentes y hacer sentir al pasivo otras sensaciones que con la postura "de la vaca". 

Por otro lado, los pasivos deseosos, los pussyboy, entre otros se ponen a cuatro patas y abren el culo. Depende de la habilidad del pasivo, puede incluso dilatarse hasta abrirse el esfinter anal y dejar pasar el aire. Esto se consigue relajando las nalgas , abriendo el culo y exponiéndoselo al activo, confiando y deseando que entre dentro de ti. Aquí también están esos que se dicen "heteros" que luego se abren como... asanas de vacas. 

Esto lo podemos llevar igualmente del sexo vainilla al sexo bedesemero. Cuando un Amo ordena a su sumiso ponerse a cuatro patas, veremos que generalmente la postura que tomará es la del gato, con la espalda arqueada para arriba. Esto no es nada menos que una demostración de orgullo. Cuando el Amo empuja esta zona del sumiso hacia abajo, la actitud del sumiso cambia, hay algo que dentro del sumiso hace click, y depende de como sea algo se le remueve por dentro. Desde luego las primeras veces puede que tienda a tomar de nuevo la misma postura, ya es tarea del Amo tomar los correctivos suficientes para que el sumiso no lo haga y tome esta postura. 

Mentalmente y energéticamente tiene desde luego su influencia. En la postura de la vaca, levantamos los hombros, mentalmente los hombros son los que llevan la carga, con lo cual elevamos los hombros para ponerlos a disposición de la carga que sea. El corazón/plexo solar le dirigimos al suelo,  es decir nos unimos con el barro y con el fango, nos hacemos inferiores. En lugar de apretar los músculos para correr y huir, les abrirnos, relajamos, con lo que nos entregamos plácidamente a lo que suceda. En el yoga, inspiramos, es decir metemos aire de fuera, es decir, el Amo entra en nosotros, el mismo aire que le rodea entra, nos rodeamos del mismo aire que el respira y que ha pasado por sus pulmones. Es una postura que desde luego llama al cuerpo a la sumisión desde diversos ángulos. 

La postura del gato, es la de la resistencia. Arqueamos la columna, como un animal cuando se pone a la defensiva y eriza el pelo. Es una actitud que el cuerpo la ve como agresiva. El corazón lo elevamos, lo alejamos del fango y del suelo. La cadera la apretamos y la bajamos, es una postura de huida, muy similar a la que tienen los corredores de carreras antes de salir de su puesto. En esta postura se exhala el aire, queremos invadir el exterior con nuestro aire, expulsamos todo lo nuestro.  Mantenemos los pulmones vacíos para no dejar entrar nada. 

Paradógicamente las caras es lo que cambia, en la actitud sumisa de la vaca, la cabeza esta elevada, y en la de resistencia del gato esta gacha. Es el punto ying dentro del yang. Ese punto aunque sea mínimo que es necesario para mantener cierto equilibrio. Al hacer estas posturas también podemos practicar el ser sumisos. Al inspirar pensamos que es al Amo al que metemos dentro, y al expulsar echamos nuestro ego. Y ponemos la postura sumisa pensando en nuestro Amo, y ponemos la actitud de resistencia como aquello que queremos eliminar de nosotros. Es un ejercicio interesante para practicar la sumisión. 

Analisis de las posturas desde la etología

El comportamiento humano, y las posturas tiene que ver mucho con las posturas animales. Vamos a ver unos pequeños retazos de esto. La asana del gato podemos ver en los dos cuadros de imágenes como es muy similar a las posturas de ataque y ansiedad. Vemos como en los gatos, a mas levanta el culo es mas agresivo mientras que cuando lo baja es un acto de sumisión, pero la diferencia radica en que cuando esta agresivo, y por lo tanto en resistencia, levanta mas la columna vertebral, recordemos cualquier gato en una película de terror con el pelo erizado, y tensa los músculos de los glúteos. 


Esto lo podemos ver mucho mas fácil en los perros/lobos. La actitud de juego es la postura de la vaca, el perro tiene el culo levantado, los músculos relajados, la cola la tiene moviendo y alegre. Está entregado al juego del Amo. Incluso puede bajar la parte delantera haciendo realmente tocar su corazón con el suelo. "Ey estoy aquí para tí, ven a jugar conmigo". Muy similar es la actitud de sumiso, salvo que generalmente es tumbado boca arriba, lo que ya es una entrega total. Mientras que la asana del gato podemos ver algunos puntos reflejados en los perros cuando están asustados, ansiosos o con miedo. El culo le bajan, tensan los glúteos y cierran las piernas, a ser posible metiendo el rabo entre las piernas, para nosotros el rabo sería el coxis. Puede incluso que tengan ciertos temblores. Al tomar esta postura arquean la columna también para arriba, cuando tienen mucho miedo o quieren atacar incluso llegan a erizar los pelos. 

Y esto es lo que estuvimos hablando entre los tres. Lo cierto es que me encantó este enfoque multidisciplinar sobre un mismo tema. Lo cual enriquece desde luego la visión que se tenía de antemano. Espero que a vosotros también os sirva y os ayude para vuestra práctica bedesemera.