domingo, 25 de febrero de 2018

Ivan, el hombre perro de Barcelona


Ivan es un hombre de 65 años que pasea por los locales de Barcelona desnudo y con una correa. Asi a palo seco. Los que seguís mi blog, os he ido presentando principalmente cuatro tipos de perros, los perros leather (perros que van con arnes y correa, se rigen por la ética o disciplina leather), los perros play (enfundados con caretas de perro de colores, muy juguetones y encarnando realmente un perro), los humandog (personas que les gusta vivir en casa como si fuesen perros, y se caracterizan como tal) y los puppy (personas que les encanta ser cachorros perrunos, incluso llegando a llevar pañales).

Pues bien, el otro día me comentaron de Iván, el perro performance. Cualquiera podríais pensar que al estar jubilado, se buscó la “ocupación” de ser hombre perro. Pero lo cierto es que lleva mas de 20 años siendo el hombre perro. Empezó con esta dinámica en los años 90. Una veces se le contrata para que vaya a eventos y otras aparece él cuando menos lo esperas. Previamente había participado como cámara en diversas producciones bedesemeras. Incluso el lo llama sado, que era como se llamaba antiguamente a estas prácticas. Quizás ahí empezaron a emerger estas inquietudes.



El se acerca a un bar, con su cuenco de metal, llega se desnuda, se pone la correa  se lanza. Busca provocar al público, interactuar con él. Hace lo que harían una mezcla de los perros de lo que he hablado anteriormente, salvo que su “Amo” es el despertar sensaciones. Desde el respeto, y buscando la complicidad. Es consciente de que puede provocar la risa, pero sabe que asi hará un poquito mas feliz a alguien. Es consciente de que denuncia con su cuerpo desnudo, la hipocresía de la gente. Como buen perro, no juzga, se limita a lamer, dar con el ocico y animar a quien tiene al lado. Como puede ser normal, le llaman para muchas fiestas de Barcelona, pero incluso para eventos “¿mas serios?” como inauguraciones de salas de arte, para actividades de voluntariado, o para animar funerales.




Y podríamos pensar… “ese loco” vivirá solo y por eso hace eso. Pues no, tiene dos hijos y tres nietos, y cuida de su madre de 94 años. Con una trayectoria como artista, técnico de calefacciones y fotógrafo de arquitectura. Lo que podríamos llamar una persona respetable. Creo que es y puede ser un empujón para aquellos que viven esto dentro de sus armarios.  Puntualmente se forma en talleres de artes escénicas y clown, incorporando nuevas técnicas a sus habilidades. ¿Loco?, realmente creo que es un tio que los tiene bien puestos. Y quizás una persona mas despierta que otros, que hace lo que le da la real gana, sin importar lo que puedan pensar los demás. Chapó por el, desde luego, tiene mi máximo respeto.




Os lo traigo aquí para que lo conozcáis, y a que alguno le sirva de impulso.





___________________________________________________________________
SUSCRIBETE AHORA y cada nueva artículo llegará a tu email

No te olvides de compartir el post! Si te ha sido útil o simplemente te ha gustado, compártelo con en tus redes sociales! Para ello puedes pulsar en los botones que hay mas abajo.

7 comentarios:

  1. Es cierto que hace un tiempo, tuve noticias... creo que lo leí en algún sitio, que existía.
    Se necesita mucho arrojo y valentía, de las que ambas carezco.
    Mi máxima admiración y respeto.

    ResponderEliminar
  2. Soy Rudolf. he hecho alguna sesión con dominus Jaime de dogtraining y es lo mejor. A mi tb me encanta ser un perro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si y como te comenté pensaba en ti cuando escribía el articulo ;-)

      Eliminar
  3. Sigo siendo Rudolf. A mi en el dogtraining me encanta la exhibición publica; que me paseen a 4 patas; beber en un bol; estar encerrado en una jaula; mear e incluso cagar delante de la gente. Que se rían de mi polla pequeña....

    ResponderEliminar
  4. Ciertamente había pensado que viva solo, no me imaginaba que no solo cuidara de su madre sino que tuviera hijos (y entiendo que habrá estado casado)

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios. Son ladrillos que ayudan a construir el blog y me animan a seguir haciéndolo mas grande. Tus comentarios alimentan el blog.