lunes, 13 de noviembre de 2017

Sesión con D, ¿como encontrar un Amo?

Cuando D se dirigió a mi, reconozco que me encantó porque es de las clases de retos que me gusta superar en mi mazmorra. D quería encontrar a un Amo. Y yo estaba dispuesto a tomar ese reto, y caminar juntos para conseguirlo. La sesión fue muy interesante. D es muy tímido, quizás una de las personas mas tímidas que haya tenido entre mis manos. Por eso lo que yo me esperaba que fuese una sesión de coach, tube que implementar sensaciones físicas para que el fuese ganando confianza. Por un lado en el mismo y por otro en esa otra persona que tenia delante. Estuvimos hablando sobre motivaciones, le pedí que me hiciese dos listados, y fuimos analizando todos los puntos. Vimos diversas formas en las que uno puede encontrar un Amo (vía perfiles, fiestas, encuentros, fb, entre otros). Y desgranando cada una de esas formas, y viendo que fortalezas podía desarrollar. Incluso un área práctica sobre como entrar a un Amo en un bar o como reaccionar si el te entra. Todo ello sin generar una personalidad falsa, sino potenciando sus puntos fuertes. Como esquivar a los "amos" que solo estén interesados en el "cash" y encontrar a los que realmente busquen una relación. Fue fantástico.

Vamos hablando diariamente, y voy comprobando como el esta haciendo caso a mis indicaciones. Poco a poco voy haciendo con el un seguimiento. Hay un trabajo muy interesante por delante, ir ganando autoestima, ir aprendiendo sobre BDSM, y desarrollar habilidades para combatir esos miedos. Aquí os dejo con algunas de sus palabras sobre la sesión...
                                                                           ----

Me ha costado mucho escribir estas líneas. Demasiados pensamientos,miedos,angustias y,sobretodo,ideas enfrentadas en una mente que grita cambio a la par que seguir como está.

Entré con la mente en blanco, siempre la dejo así cuando tengo miedo,como si fuera una forma de autocontrol.

Dicen que la primera impresión es la que más cuenta. Mi primera impresión de Jaime fue bastante satisfactoria,aunque mi cara reflejase miedo y tal vez frialdad. Vestía completamente de negro,siendo la primera vez que veía a un hombre con pantalón de cuero.

-¡Desnúdate! - fue su primera orden.

-¿¡Todo!? - mi corazón se aceleró.

Jaime reaccionó como no pensé que lo haría. Me abrazó y,llevándome hasta un rincón donde,como un adulto hace con un niño al que cuida, quitó mi polo, volvió a abrazar,y desabrochó mi pantalón. Notó mi erección,la que tocó con total confianza. Me dejé el calzoncillo puesto. Era mi forma de sentirme protegido y Jaime permitió ese pequeño escudo.

La conversación que tuvimos acerca de la confianza y sobre mí,la tengo un poco difusa,y bien,sólo recuerdo con claridad sentir sus manos sobre mi muslo izquierdo y el roce de mi pierna con el cuero de su pantalón. Creo que esas caricias hicieron que me relajase y comenzase a ser yo,acomodándome en la silla,para que Jaime deslizase o posase,según apetencias,sus manos en mi pierna.

Como en una carrera de obstáculos,al superar uno,llegaba otro. Ahora tocaba el turno de tomar una posición de sumisión,de vulnerabilidad. 

Jaime me colocó un collar y dos muñequeras,que ató a la cadena que cruzaba la habitación. En ese momento estaba a su disposición como nunca antes. Él no paraba de acariciarme todo el cuerpo,haciendo que me relajase cada vez más...hasta que,tocando de nuevo mi pene erecto, bajó mi calzoncillo despacio,disfrutando de mi cara sin definición propia.

Volví a sentir miedo,como que no debía haber ido allí. Sólo quería que me desatase e irme. Una vez más, Jaime adivinó mis pensamientos y subió mi calzoncillo. Mi seguridad volvió,y lo demostré en los siguientes ejercicios prácticos, ya sin estar encadenado.

Volvimos a sentarnos para comentar aquellos ejercicios, esta vez sabía cómo debía sentarme para permitir que Jaime tocase mi pierna con comodidad para él.

La siguiente frase que pronuncié dio pie,sin duda, al momento más morboso de la clase: mi culo me acompleja.

Jaime me da la vuelta,toca mi culo con ambas manos y me dobla para abrir mis nalgas y comprobar cómo es mi ojal. Tengo la sensación de que meterá su lengua en él,ya que no ha parado de tocarme,besarme y jugar con mis pezones desde hacía tiempo,pero no lo hace.

La tercera parte de la clase fue la que más disfruté. Sentado en el suelo,esta vez completamente desnudo,pude tocar y lamer sus pantalones de cuero. El sabor de aquellos es difícil de definir,pero, debo reconocer,que era la primera vez que me sentía vestido y feliz de estar allí.

Camino a casa, tenía la sensación del deber cumplido. Había estado con un hombre de verdad,que k me entendía,sabía lo que necesitaba y, sinceramente,me idolatraba en ocasiones


___________________________________________________________________
SUSCRIBETE AHORA y cada nueva artículo llegará a tu email

No te olvides de compartir el post! Si te ha sido útil o simplemente te ha gustado, compártelo con en tus redes sociales! Para ello puedes pulsar en los botones que hay mas abajo.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias Jaime por tu ayuda,paciencia y cariño que me demuestras cada día.

    Sólo añadir que,desde que soy tu ahijado,sentimientos abstractos van adquiriendo nombre y apellidos.

    Un beso muy fuerte.


    D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he dicho que seas mi ahijado, sino que soy tu tutor. Para mi es un placer como dia a dia te vas transformando, no siendo otra persona, sino sacando la mejor versión de ti mismo. Un abrazote!

      Eliminar

Gracias por tus comentarios. Son ladrillos que ayudan a construir el blog y me animan a seguir haciéndolo mas grande. Tus comentarios alimentan el blog.